VIRALES
05/02/2018 11:42 CET | Actualizado 05/02/2018 11:42 CET

La historia de terror sobre un sujetador de Primark está destapando muchas pesadillas

"Me quedaba bien, así que fui a comprarlo pero..."

Getty Images

El testimonio de una usuaria escocesa de Twitter, Natalie, ha causado miles de escalofríos y está sacando a la luz multitud de historias de terror con tiendas de ropa como escenario.

"Me probé un sujetador en Primark y me quedaba bien, así que fui a comprarlo pero no tenía etiqueta. El vendedor fue a buscar a un supervisor para conseguir el código. Cuando volvió me dijo: 'No es nuestro, alguien ha dado el cambiazo'. Literalmente alguien dejó SU PROPIO SUJETADOR en una percha para robar uno Y YO ME LO PROBÉ", escribió Natalie en un tuit el 31 de enero.

Su historia, que tiene 245.000 me gusta y ha sido retuiteada casi 50.000 veces, ha destapado muchos otros casos de pesadilla.

"Esto me recuerda a cuando estaba comprando con mi abuela y puse sus zapatos viejos en la balda de las rebajas mientras se probaba cosas. Una mujer se puso los de mi abuela y fue a comprarlos. Mi abuela tuvo que decirle que eran en realidad suyos".

"Pillé a una mujer haciendo lo mismo en Walmart cuando trabajé en los probadores. Era como: '¡chica, puedo ver las manchas de desodorante en él!"

"Trabajé en Topshop y la gente hacía eso con los vaqueros todo el tiempo. ¡Con un sujetador es bastante asqueroso"

"Trabajo en comercio. Sabía de gente que dejaba sus sujetadores viejos para llevarse nuevos allá en 2002. ¡Pero no conocía a nadie que se hubiera probado uno!"

"Trabajo en una tienda y la gente cambia los zapatos y deja los viejos y apestosos en las cajas todo el tiempo. La gente es terrible".

"Trabajé en una tienda de segunda mano y siempre había gente que daba el cambiazo de outfits completos y dejaba su ropa vieja en el suelo. Nótese que no teníamos probador".

"Encontré los leggins viejos y con agujeros de alguien en un probador cuando trabajaba en Primark. Los habían cambiado por unos nuevos".

Para que no sientas temor la próxima vez que vayas de compras, hubo quien también compartió alguna historia algo más positiva:

"Historia inversa: una amiga vio un bonito y enorme anillo en un estante de bisutería. Se lo probó y no tenía precio, así que la tienda se lo cobró al mismo precio que otros anillos. Al volver a casa vio las marcas y lo llevó al joyero para tasarlo: era un anillo de peridoto [una gema preciosa] con un valor de 2.000 dólares [más de 1.600 euros] que alguien olvidó mientras se probaba anillos de 12 dólares [menos de 10 euros]".

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST