TENDENCIAS
08/04/2018 13:57 CEST | Actualizado 08/04/2018 13:58 CEST

Secretariado Gitano denuncia la segregación escolar de los niños

La fundación ha puesto en marcha una campaña para visibilizar esta discriminación.

Youtube: Secretariado Gitano

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) ha denunciado este domingo la segregación escolar que sufren miles de niños gitanos y ha lanzado la campaña "No quiero una escuela segregada" para concienciar sobre el efecto negativo que esta discriminación tiene en la educación de los menores.

Con motivo de la celebración hoy del Día Internacional del Pueblo Gitano, la FSG ha recordado que la segregación escolar vulnera el derecho a la educación del alumnado gitano y perpetúa la discriminación y la desigualdad.

Así, ha puesto en marcha esta campaña para visibilizar esta discriminación que afecta a miles de niñas y niños gitanos en ciudades de toda España.

La segregación escolar es una práctica discriminatoria que consiste en agrupar a alumnado con similares características en determinados centros, aulas o líneas educativas y España, según la fundación, es uno de los países señalados por los organismos internacionales por incumplir las recomendaciones para corregir una situación.

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa (ECRI), el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas, o más recientemente el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en informes recientes de este mismo año, muestran su preocupación por la segregación escolar y urgen a España a tomar medidas que aseguren una distribución equitativa del alumnado gitano e inmigrante.

La Agencia de la Unión Europea de Derechos Fundamentales (FRA), en su último informe, señala la segregación en centros escolares y en aulas de alumnado gitano como una de las principales barreras que limitan su inclusión social.

Además, según la encuesta europea EU-Midis II (Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea), en España un 31 % de niños y niñas gitanas asisten a centros con alta concentración de alumnado gitano.

No quiero una escuela segregada

Por eso, con el hashtag NoQuieroUnaEscuelaSegregada, la campaña pretende sensibilizar a la sociedad y especialmente a los poderes públicos sobre una situación "injusta que tiene consecuencias graves sobre la calidad de la educación, reduce las oportunidades de aprendizaje de niñas y niños gitanos, afecta a la cohesión social y al conocimiento mutuo, y perpetúa la discriminación y la desigualdad".

"Desde la Fundación Secretariado Gitano apelamos a los poderes públicos a poner en marcha medidas para revertir esta situación, y que el Pacto Educativo incluya la erradicación de la segregación escolar como uno de sus objetivos".

El vídeo describe cómo una familia gitana no es bien recibida en un centro al que acude para conocerlo en una jornada de puertas abiertas y es derivada a otro centro, este sí segregado, con comentarios del tipo "este encaja mejor para vuestro perfil", "se adapta mejor a sus necesidades", "aquí estáis en vuestro entorno" o "total, si al final dejarás los estudios".

FSG ha denunciado además que, a pesar de los avances sociales conseguidos en las últimas décadas, las personas que forman este colectivo siguen siendo "ciudadanos de segunda".

Ciudadanos de segunda

Han lamentado que a pesar de los pasos que se han dado en el reconocimiento institucional de la comunidad gitana, "gran parte de los gitanos y gitanas siguen viviendo situaciones de grave desigualdad, exclusión y segregación, respecto al conjunto de la ciudadanía".

"Continúan siendo el grupo social más rechazado y discriminado, tanto en España como en la Unión Europea", han denunciado tras afirmar que el pueblo gitano sigue excluido de los procesos de participación social de los que disfrutan el resto de ciudadanos en la sociedad actual.

Entre ellos, se han referido al derecho a una vivienda digna, a la educación o a un trabajo y a unas condiciones laborales equitativas y satisfactorias, y han subrayado que hacen falta políticas que realmente protejan, promuevan y defiendan los derechos de las personas, también de las minorías y de los grupos socialmente más desfavorecidos.

EL HUFFPOST CON NETFLIX