TENDENCIAS
16/04/2018 12:45 CEST | Actualizado 16/04/2018 12:47 CEST

Las claves de la final de 'Maestros de la Costura'

Los aprendices tendrán que diseñar un traje para cada uno de los jurados y la presentadora.

Los cuatro finalistas del concurso: Eduardo, Luisa, Alicia y Antonio.
Maestros de la Costura
Los cuatro finalistas del concurso: Eduardo, Luisa, Alicia y Antonio.

La primera edición de Maestros de la Costura concluye la noche de este lunes, 16 de abril. Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain, los jueces del concurso de diseño y confección de TVE 1, deben elegir cuál de los cuatro finalistas se alzará con el maniquí de oro que lo convertirá en un profesional de la moda. El programa ha preparado una final cargada de sorpresas y te damos las claves de cómo va a ser la última entrega de esta edición.

Maestros de la Costura
Palomo Spain, María Escoté y Lorenzo Caprile

Quién disputa la final

Después de diez semanas de trabajo, cuatro han sido los concursantes que han llegado a la final.

Alicia, 23 años, Madrid, modelo

Esta salmantina criada en Madrid ha regalado grandes momentos al concurso. Es una apasionada de la costura y durante todo el concurso ha ocupado los mejores puestos en cada programa. Ni siquiera la aguja de la máquina de coser que atravesó su dedo consiguió frenar sus ganas de trabajar y de hacerlo de la mejor forma posible. Su empeño le ha valido varias felicitaciones de los jueces. En su presentación, contó que empezó a hacer punto de cruz a los ocho años y que a los 15 se atrevió a empezar a usar la máquina de coser. Es una de las favoritas del público para ganar la final.

Antonio, 37 años, Almería, profesor de dibujo

A pesar de no dedicarse profesionalmente a la costura ni al mundo de la moda, este almeriense ha sido una de las sorpresas del programa por su pericia con la aguja. A lo largo del programa ha destacado en casi todas las pruebas y es uno de los concursantes con más opciones para ganar la final. Y eso que al principio del programa aseguró que mantenía una relación de amor-odio con la costura porque de pequeño no soportaba que su madre estuviese todo el día cosiendo.

Eduardo, 23 años, Barcelona, estudiante de diseño de moda

Ha sido uno de los concursantes más polémicos. Fue expulsado a la mitad del programa y repescado después. Su paso por el concurso ha sido irregular. Su estilo y actitud irreverente le han convertido en uno de los concursantes que menos indiferencia ha generado, levantando amor y odio a partes iguales. Abandonó su sueño de ser vedete y se dedicó por completo a la moda, que vive como si fuese un show. Su punto fuerte es la creatividad y cuando volvió a ser concursante se mostró mucho más entregado en las pruebas. Tanto que se ha colado en una disputada final.

Luisa, 43 años, Jerez de la Frontera (Cádiz), ama de casa

Esta ama de casa ha conquistado a todo el público con su sencillez y su arte. Ha llegado a la final por la pericia que ha demostrado en cada prueba. Escogerla en un equipo suponía un valor seguro, por lo que siempre era de las primeras en ser elegidas por los líderes del grupo. Se dedica a dar clases de costura a las vecinas de su barrio, de donde saca la infinita paciencia que ha demostrado en el programa. De todos los concursantes es la que menos se ha quejado de las dificultades a las que se ha enfrentado en estas semanas. Cuando entró en el programa dijo que soñaba con enseñar sus trajes de flamenca en la Pasarela Flamenca de Jerez, pero nunca consiguió reunir los 500 euros de la inscripción.

Cómo será la final

De los cuatro aspirantes que entrarán este lunes al taller, solo uno conseguirá convertirse en un auténtico profesional. Para ello, los aprendices deberán disputar tres pruebas en total.

El primer reto consistirá en que cada uno de los cuatro concursantes tendrá que confeccionar un traje a medida inspirado en Balenciaga, a modo de homenaje, para uno de los tres jueces y Raquel Sánchez Silva. El modo de selección será por sorteo de qué miembro del jurado le tocará a cada aprendiz. El ganador de esta prueba pasará directamente a ser el primer finalista.

Después, los diseñadores amateurs acudirán al taller de Pronovias para disputar la prueba de exteriores. Allí, les recibirá Hervé Moreau, director creativo de la firma, y cada aprendiz deberá confeccionar un vestido de novia de la firma. Serán tres diseños diferentes, pero de la misma dificultad. Los concursantes contarán en esta prueba con la ayuda de tres invitados especiales: José Corbacho, Óscar Higares y Mónica Cruz. El ganador de esta prueba será el último de los finalistas que se enfrentarán en el duelo final.

Maestros de la Costura
Óscar Higuera, Mónica Cruz, Hervé Moreau y José Corbacho

La última prueba consistirá en diseñar y confeccionar un vestido de fiesta de inspiración y diseño libre. Algo que defina a los finalistas como modistas. El vestido ganador lo lucirá la modelo Eugenia Silva, la madrina de la primera edición de Maestros de la Costura y su artífice será el primer ganador definitivo del concurso.

Vestuario

Uno de los aspectos que más expectación ha generado del concurso es el vestuario que cada lunes ha lucido Raquel Sánchez Silva, la presentadora.

En la primera prueba de la final, Sánchez Silva lucirá un diseño de Palomo Spain, uno de los jueces del programa; en el segundo reto, la presentadora optará un vestido de Pronovias, la casa anfitriona de la prueba de exteriores y para la última prueba, el duelo final, la presentadora ha optado por un diseño de Lorenzo Caprile para poner el broche de oro a sus atuendos.

Premios

El ganador del duelo final conseguirá alzarse con el maniquí dorado que le acredita como el primer Maestro de la Costura de España y un premio en metálico de 50.000 euros. Además, el vencedor diseñará una colección cápsula que se venderá en El Corte Inglés y podrá realizar un Máster de Diseño de Moda impartido por el IED Madrid.

El segundo finalista recibirá un curso de un año de sastrería impartido por el mismo centro y el tercer clasificado un taller de patronaje a medida de cuatro días.

NOTICIA PATROCINADA