POLÍTICA
14/06/2018 04:34 CEST | Actualizado 14/06/2018 04:34 CEST

Carles Puigdemont denuncia a Pig Demont, una empresa andaluza cuya mascota es un cerdo

"Nace del sentimiento y del orgullo de ser andaluces y españoles".

AOL

"Este proyecto nace del sentimiento y del orgullo de ser andaluces y españoles". Así se presenta la empresa Pig Demont, que vende productos artesanales de Andalucía online con un cerdo como mascota.

Tanto el logo como el nombre de la empresa recuerdan irremediablemente al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. Y lo mismo han debido pensar sus abogados, que han presentado un requerimiento para que el dueño no pueda registrar esa marca.

El fundador de Pig Demont, un malagueño llamado Alberto González, presenta así su empresa: "No, no somos vagos, somos abiertos, emprendedores, nos gusta la luz, la alegría, la risa, el compañerismo, ayudar, compartir, llorar, cantar... Nos gusta la vida".

Uno de sus vinos se llama Rufián, "variedad charnego, vino espumoso elaborado a partir de la variedad morisco", un nombre que podría relacionarse con otra figura del independentismo, Gabriel Rufián.

"Me sorprende que este señor, con la cantidad de circunstancias personales, se preocupe por una microempresa malagueña. Dice que hemos copiado su imagen. Yo veo una caricatura de un cerdo, no le veo a él", asegura González en Herrera en Cope.

El dueño asegura que Puigdemont no tiene la propiedad del corte de pelo de su cerdo, que su intención no ha sido molestar a nadie y que si el expresident se ve reflejado "es más problema de él que mío".

Asegura que el nombre viene del inglés y el francés

González y sus abogados alegan que ellos "evidentemente" sólo ven un cerdo mascota y no a Puigdemont, y aseguran que el nombre viene de 'pig', cerdo en inglés, y 'demont', "de monte" en francés, y que además Demont es un apellido catalán.

"¿Si le hubiera puesto coleta al cerdo se enfadaría Pablo Iglesias?", plantea el empresario, que asegura que todo es una coincidencia y se queja de que ha recibido amenazas e insultos.

Aunque admite que tiene inquietudes políticas "como malagueño y andaluz", sin especificar más, asegura que la única inspiración que ha sacado de Cataluña ha sido cómo promueven lo suyo por encima de todo. "Pues yo voy a hacer lo mismo por Málaga", recuerda que se propuso.

Si no consigue mantener el nombre Pig Demont, González admite que tendrá problemas porque ya tiene todo etiquetado. Montó la empresa cuando se le acabó el paro hace dos meses.

NOTICIA PATROCINADA