TENDENCIAS
22/06/2018 13:56 CEST | Actualizado 22/06/2018 14:42 CEST

José Antonio Sánchez ya no es presidente de RTVE

El Gobierno ha aprobado este viernes un decreto ley para renovar RTVE tras lograr el apoyo parlamentario.

RTVE

Se acabó el tiempo de José Antonio Sánchez al frente de RTVE. El periodista concluye este viernes su etapa como presidente del ente público, un cargo que ostenta desde octubre de 2014 cuando fue elegido por mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

Ante el final de esta etapa, que deja un vacío de poder en el ente, el Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido que tomar medidas urgentes y este viernes 22 de junio ha aprobado en el Consejo de Ministros un decreto ley para renovar RTVE. Junto al ya expresidente se marchan también los miembros del Consejo de Administración, por lo que habrá una renovación inmediata de toda la directiva.

Junto al ya expresidente se marchan también los miembros del Consejo de Administración.

En los próximos 15 días naturales se conocerán los 10 nuevos miembros del Consejo de Administración, seis serán elegidos en el Congreso de Ministros y los otros cuatro, en el Senado. Y en los próximos 15 días se elegirá a uno de ellos como sustituto de Sánchez. Esto significa que el 22 de julio ya se conocerá quién ocupa el cargo, como ha explicado la ministra de Educación Isabel Celaá en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Tareas pendientes

Sánchez deja el puesto en uno de sus momentos más controvertidos al frente de RTVE. Este viernes los trabajadores del ente celebran el noveno viernes negro —se visten de ese color para ir a trabajar— para luchar por la libertad de información.

Terminar con ese malestar será uno de los objetivos del Gobierno, ha apuntado Celaá, que quiere que la nueva RTVE esté "al servicio del interés general y no de ninguna ideología". El objetivo es informar desde "la independencia, el pluralismo, la mentalidad, la imparcialidad y la verdad", ha asegurado.

Celaá también ha asegurado que esto significa el fin de los "viernes negros", a lo que han respondido inmediatamente las trabajadores de TVE en Twitter. "Son una iniciativa de l@s trabajadores de RTVE y es potestad de todos nosotros decidir cuándo terminan", han escrito en esta red social.

Además han querido explicar que el jueves 21 hubo una asamblea para decidir que estos no pararían hasta haber logrado su objetivo. "Sólo otra asamblea parecida puede aprobar nuestra desmovilización".

Las protestas que parecen haber calado entre los socialistas fueron ignoradas recientemente por José Antonio Sánchez. En la Comisión Mixta del 27 de abril aseguró que la secundaba "una minoría minoritaria", unas declaraciones que no quiso pasar por alto la periodista María Escario. "Jamás he visto una minoría tan grande", le contestó la veterana periodista.

Un comunicado con poca información

De estos dos meses de protesta, ni de otros episodios polémicos, no se habla en la nota de prensa distribuida por RTVE para comunicar el fin de su mandato. El texto se centra exclusivamente en los logros de Sánchez, lo que ha provocado la indignación del colectivo Mujeres RTVE, que lo expresaban así en Twitter.

La nota se refiere a "dos ejercicios consecutivos con beneficios, circunstancia sin precedentes en la historia de la Corporación" e insiste en los exitosos datos de audiencia, que "no se registraban desde hace seis años". El texto también señala que en la temporada 2017-2018 se ha logrado "un 17% de cuota de audiencia, el mejor resultado desde la temporada 2011-2012" y que "los informativos de TVE son los únicos que han mantenido una línea de crecimiento sostenido desde 2014".

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO