TENDENCIAS
25/06/2018 17:49 CEST | Actualizado 25/06/2018 18:06 CEST

Los siete mejores momentos del aperitivo

El verano ha llegado para quedarse.

PIXABAY

El verano ha llegado para quedarse y el mejor lugar para resguardarse de las altas temperaturas es una buena terraza a la sombra de los árboles. Y si hay un día que está hecho para disfrutar es el domingo y su aperitivo. En tu mano está terminar bien la semana.

Conseguir mesa a la sombra

Damos las gracias a ese amigo que siempre se sacrifica, llega pronto y hace guardia para conseguir la mejor mesa a la sombra, especialmente necesaria en las días en los que el calor aprieta.

El primer trago de una bebida fría

Una satisfacción comparable a pocas cosas, especialmente si llevas un buen rato esperando a que llegue el camarero con lo que has pedido. El frescor que te recorre con ese primer trago se acaba extendiendo por todo el cuerpo dejándote una sensación de relax que ojalá durase todo el día.

Un brindis con tus amigos

Para celebrar un cumpleaños, un ascenso, una boda, pero también, especialmente, si no hay nada concreto que celebrar más que la amistad y la alegría de estar juntos durante un rato.

Cuando llega el camarero con las patatas fritas

La hora del aperitivo puede acercarse peligrosamente a la hora de comer, así que una pequeña tapa a cargo de la cafetería siempre se agradece. Cómo no tener predilección por ese momento en el que el camarero apoya en la mesa un cuenco de patatas fritas que todos atacamos y que acaban siendo un visto y no visto.

El chispazo de la banderilla picante

Es posiblemente el aperitivo más típico y a pesar de que algunos no son especialmente fans de los encurtidos, la mayoría disfruta de la picante combinación de aceituna, cebolleta y pepinillo, especialmente con el primer mordisco.

Ponerte al día con tus amigos

Confiesa. Tu tampoco escuchas siempre los audios de WhatsApp de tus amigos y en ocasiones es fácil perderse entre los centenares de mensajes que pueden plagar uno de los grupos de esta red social. Por eso el aperitivo entorno a una bebida fría es el mejor momento para ponerse al día y estar al tanto de todas las novedades de la vida de tus amigos.

Pedir otra ronda

Porque una siempre sabe a poco, y ya que el domingo está hecho para disfrutar. ¿Por qué no ir a por una segunda ronda? O las que surjan.

Las mejores fiestas del verano