NOTICIAS
27/07/2018 18:41 CEST | Actualizado 27/07/2018 18:53 CEST

Más de 200 voluntarios denuncian haber sido estafados por una supuesta ONG española

Contrataron un viaje para participar en proyectos humanitarios por el que cada uno pagó sobre 1.500 euros.

Cuando 130 jóvenes españoles, entre los que se encuentra Cayetana Rivera (hija de Francisco Rivera y Eugenía Martínez de Irujo), se apuntaron al voluntariado de la empresa "Yes we help", no se esperaban que sus intención de ayudar fuera a quedar arruinada por una estafa.

La empresa fundada por el joven empresario Yago Zarroca Mompart se hizo popular gracias a Instagram y a la publicidad de algunos influencers. Ofrece diferentes proyectos en diferentes países como Ghana, Sri Lanka o Tailandia a jóvenes a partir de 16 años.

INSTAGRAM

A su llegada a Ghana, el grupo de jóvenes, entre los que se encuentran menores, encontró que la experiencia nada tenía que ver con la prometida por la organización. En el destino se encontraron solos, desamparados, desatendidos y expuestos a toda clase de peligros, según informa el diario El Mundo. Los jóvenes han tenido que buscar sus propios proyectos, porque en los colegios y hospitales no necesitaban su ayuda.

Amenazados por falsos policias

Los voluntarios llevaban ya varios días quejándose de la situación, cuando fueron amenazados por tres hombres armados que según la policía eran funcionarios de la cárcel local. Estos hombres fueron enviados por la propia fundación, según ha informado el Ministerio de Exteriores al diario La Vanguardia.

Los hombres advertían a los jóvenes que, si seguían "portándose mal", no podrían "siquiera llegar a nuestro aeropuerto y volver a vuestra ciudad o vuestro país". También amenazaban con arrestarlos y les advertían que la embajada española no tenía poder sobre ellos. Esta situación provocó escenas de pánico y muchos se escondieron en las habitaciones.

La embajada española se vio obligada a intervenir. En un mensaje, pidió a los afectados que comunicaran su estado y les explicaron que, junto a la policía, escoltarían al aeropuerto a las personas que tenían que marcharse. En caso de que no tuvieran que regresar todavía, la embajada se comprometía a buscar alternativas.

Gracias a la embajada de Accra por ayudarnos a salir del país.

Una publicación compartida de YesWeHelpESTAFA (@yeswehelpestafa) el

"Podemos ser el cambio que este mundo necesita"

"Yes we help" se presenta en su página web como "el cambio que este mundo necesita". Esta ONG nacida en 2016 en Ghana tiene como propósito "que los jóvenes que lo necesitan ayuden a todos aquellos que lo necesitan".

El voluntariado dura 25 días y cuesta 850€, sin incluir los vuelos, visados y vacunas. La web ofrece una estimación del precio total de la experiencia que asciende a 1.500€ aproximadamente.

La organización se defiende en las redes

La organización, que aún no ha hecho ninguna declaración a la prensa, ha utilizado los stories de su cuenta de Instagram para enseñar distintos mensajes de apoyo de voluntarios.

Algunos padres han decidido contar la experiencia que están viviendo sus hijos que actualmente se encuentran en distintos proyectos y están felices.

INSTAGRAM

Otro padre ha comentado que todo va bien, aunque ha habido varios fallos en el inicio del voluntariado. La ONG ha aceptado que hubo fallos al inicio, pero que todos están seguros y los proyectos en los que están participando sus hijos ya van tomando forma.

INSTAGRAM

En una conversación por Whatsapp, que también han mostrado en sus Instagram stories, se puede ver como el director comenta que al final "el tiempo pondrá a todo el mundo en su lugar".

INSTAGRAM

Se fomentaba el consumo de alcohol

Para intentar terminar con la estafa, los voluntarios han creado una cuenta de Instagram llamada @yeswehelpestafa. Una de las publicaciones recoge un testimonio de una de las afectadas que cuenta que no necesitaban a tanta gente.

Explica también que, de los proyectos que les ofrecían, no existía ni el orfanato ni el proyecto relacionado con los deportes. Además en la escuela no les dejaban apenas participar.

Los menores no estaban a cargo de ningún responsable y se fomentaba el consumo de alcohol en fiestas en las que participaba la propia organización.

Sus influencers critican la organización

Los propios influencers que aparecen como colaboradores en su web, han criticado a la ONG. Pitty Bernard, ha subido un video contando su experiencia. Ha criticado la poca seguridad que había y la precariedad de las instalaciones en las que vivían, donde se llegó a caer una litera.

Comenta que la supuesta ONG es en realidad una empresa lucrativa y pide a sus seguidores que se informen con el tipo de organización lo van a hacer para que luego no ocurran sustos como este.

Photo galleryLos ataúdes de Ghana See Gallery

EL HUFFPOST PARA ACNUR