INTERNACIONAL
14/08/2018 12:58 CEST | Actualizado 15/08/2018 01:30 CEST

Al menos 30 muertos al desplomarse un viaducto en Génova

Varios vehículos han caído al vacío al desplomarse cien metros del puente Morandi.

El desplome de un tramo de unos cien metros del viaducto Morandi, en la ciudad italiana de Génova (Italia), ha causado al menos 30 muertos y 13 heridos graves, según datos del ministerio de Interior. Los equipos de emergencias se afanan en localizar a las víctimas entre los vehículos que han caído al vacío o que han quedado atrapados entre los escombros. Las labores de rescate se alargarán durante la noche.

La tragedia se ha producido en el puente Morandi, conocido en la zona como "el puente enfermo" por las dudas sobre su seguridad. Tiene 1.182 metros de longitud, una altura de 90 metros y fue inaugurado el 4 de septiembre de 1967. Este martes, 51 años después, su parte central se ha derrumbado. Un tramo de dos carriles de unos cien metros de longitud se ha hundido a mediodía, cuando varias decenas de automóviles lo atravesaban.

Las autoridades italianas ya han identificado a 19 de los fallecidos tras el derrumbe. Algunos medios italianos aumentan los muertos a 35 y añaden que dos de los identificados son menores, uno de ellos un niño de 10 años.

Las autoridades de Liguria han desalojado a 432 personas de 11 edificios cercanos a la zona del derrumbe, como medida de prevención para evitar riesgos derivados de posibles desplomes.

Según los bomberos, el derrumbe ha creado "una situación crítica": parte de los escombros y los vehículos han caído al cauce de un río cercano; el resto, sobre una zona urbana en la que hay centros comerciales, edificios residenciales y áreas industriales.

Algunos vehículos ha quedado sepultados bajo los escombros y los equipos se han visto obligados a recurrir a perros de búsqueda para localizar a los posibles supervivientes. El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, calificó lo ocurrido de "inmensa tragedia".

En las imágenes difundidas se puede ver el puente, al que le faltan varias decenas de metros, sumido en la niebla por encima de una zona industrial.

Debido al accidentado relieve de la región de Génova, encajada entre el mar y la montaña, la autopista está jalonada por largos túneles y viaductos. El puente une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia Milán (norte).

"Estamos siguiendo minuto a minuto la situación del colapso del puente de Génova, agradezco a los 200 bomberos (y a todos los demás héroes) que ya están trabajando para salvar vidas", ha escrito el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Italia ya sufrió el año pasado el desplome de un puente en la provincia de Ancona, en la zona oeste del país. Un matrimonio perdió la vida cuando su vehículo quedó atrapado bajo un paso elevado que atravesaba una autopista en la localidad de Camerano.

Un puente polémico

Las causas del derrumbe se desconocen por el momento y en las próximas horas se abrirá una investigación para esclarecer lo sucedido. Pero el puente llevaba varios años recibiendo críticas por su estado de conservación y por las dudas sobre su estabilidad.

Il Corriere ha rescatado un artículo publicado en 2016 en una revista especializada por el ingeniero Antonio Brencich, experto en edificaciones de hormigón de la Universidad de Génova. En dicho estudio, Brencich aseguraba que el viaducto Morandi había causado controversia entre ingenieros desde el principio, tanto por los sobrecostes que llevó aparejados como por las dudas sobre su edificación.

En un artículo plagado de referencias técnicas, el especialista sostiene que el viaducto es "una construcción fallida y debería ser sustituido". "Los costes de los trabajos de reconstrucción necesarios para hacerlo viable", escribió entonces, "superan a los que entrañaría sustituirlo, por lo que habría que considerar su demolición".

El puente Morandi, dicen las voces de muchos expertos, necesitaba cambios estructurales que no han sido acometidos en las últimas décadas. Era una infraestructura "llena de parches" y ahora es protagonista de una "tragedia que interroga a toda Italia", como señala la edición italiana de El HuffPost.

El mantenimiento y las responsabilidades

La concesionaria Austostrade per l'Italia, filial de Atlantia, ha informado este martes en un comunicado de que estaba trabajando en esa zona para consolidar el pavimento del viaducto: "Tal y como estaba previsto, se había instalado un puente grúa para permitir el desarrollo de actividades de mantenimiento. Los trabajos y el estado del puente estaban sujetos a la constante observación" de las autoridades locales.

Las acciones de Atlantia, principal grupo concesionario de autopistas en Italia, han caído un 5,40% este martes en la Bolsa de Milán, tras el colapso del puente Morandi. La cotización de la empresa llegó a caer un 11% en algunos momentos y su cotización estuvo suspendida.

El ministro de Interior ha dado rienda suelta en Twitter a todas las cábalas con un mensaje en su estilo populista, similar al que emplea el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: "Cuanto más pienso en los muertos de Génova, más me enfurezco. Los responsables de este desastre, con nombres y apellidos, deben pagar, pagarlo todo, pagarlo caro".

En un mensaje posterior, Salvini ha deslizado hacia la Unión Europea parte de la responsabilidad por la falta de mantenimiento en el viaducto.

"Si existen restricciones europeas que nos impiden gastar dinero para asegurar las escuelas a donde van nuestros hijos o las carreteras en las que viajan nuestros trabajadores, pondremos la seguridad de los italianos frente a todo y frente a todos", ha escrito.

También ha hablado de culpables Edoardo Rixi, viceministro de Infraestructuras de Italia, quien ha anunciado que todo el puente será demolido: "Un puente de este tipo no colapsa a causa de un rayo o de una tormenta. Los culpables serán encontrados".

Las condolencias internacionales

Por el momento se desconoce si hay españoles entre las víctimas de la tragedia. En cualquier caso, la Embajada española ha facilitado números de teléfono para los posibles afectados.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha expresado sus condolencias y ha ofrecido "todo el apoyo necesario" a las autoridades locales, que temen que haya "decenas" de víctimas sepultadas entre los escombros.

"Nuestros pensamientos están con las víctimas, con sus allegados y con todo el pueblo italiano. Francia está del lado de Italia en esta tragedia y está lista para aportar todo el apoyo necesario", ha publicado Macron en su cuenta de Twitter.

Photo gallery Se desploma un viaducto en Génova See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO