INTERNACIONAL
30/08/2018 10:49 CEST | Actualizado 30/08/2018 12:21 CEST

¿Qué está pasando en Venezuela?

Según Maduro, nada. El líder venezolano se suma a la moda de las ‘fake news’

AFP
Una joven venezolana permanece en la frontera con Perú.

Desde hace semanas todas las noticias que llegan desde Venezuela describen cómo la sociedad está en una situación crítica. De nada ha servido el plan económico que arrancó el 20 de agosto y que el presidente Nicolás Maduro prometió que salvaría al país. Más bien ha sido al contrario, como prueba la incapacidad que tienen los venezolanos de acceder a productos básicos o para hacerse con dinero efectivo. Esto ha llevado a una crisis migratoria que se ha extendido a toda América Latina y más allá de sus fronteras. ¿Y qué dice Maduro? Que todo son 'fake news'. El líder venezolano se suma a la moda estrenada por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Pero los datos están ahí: en la mayor crisis migratoria latinoamericana en décadas, miles de venezolanos han huido a Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile y Argentina, ante la falta de comida y medicinas, una hiperinflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2018 y sueldos equivalentes a 30 dólares, tal y como recoge la agencia AFP.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha advertido de que la importante salida de venezolanos de su país no sólo hacia países vecinos, sino también a EEUU, Canadá y España, entre otros destinos, puede convertirse "rápidamente en una crisis". El portavoz de la OIM, Joel Millman, ha señalado que esta situación se está convirtiendo "en un momento de crisis que hemos visto en otras partes del mundo, particularmente en el Mediterráneo", con la crisis de refugiados.

Según la OIM y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), unos 2,3 millones de venezolanos viven actualmente fuera de su país. Más de 1,6 millones han salido desde 2015 de Venezuela y el 90% se encuentra en países de América Latina. Desde ese año, unos 500.000 venezolanos han recibido algún tipo de estatus de residencia formal en América Latina, según la OIM. En 2016 hubo algo más de 30.000 peticiones de asilo de venezolanos en la región y más allá, en 2017 ya fueron 100.000 solicitudes y en lo que va de 2018 ya son más de 130.000, según el portavoz de ACNUR Andrej Mahecic.

Venezuela vive una crisis que hemos visto en otras partes del mundo, particularmente en el Mediterráneo

Pero para Maduro todos estos datos no tienen ningún sentido. "Dejen de lavar pocetas (retretes) en el exterior y vengan a vivir la patria", ha dicho el presidente este martes, en la que ha sido su primera declaración desde que el éxodo se disparara. Para el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, todo se trata de una campaña a lo 'Hollywood' contra Maduro. "Los bajan de los autobuses por Colombia, por Perú, y les toman la foto, y hacen una superproducción tipo Hollywood", ha denunciado por su parte este miércoles.

¿Por qué se están yendo de Venezuela?

Porque huyen de la peor crisis económica de la historia reciente del país, con la mayor inflación del mundo y con problemas de desabastecimiento de alimentos, medicinas y productos básicos. Si la situación económica venezolana nunca ha sido buena, ahora el plan económico diseñado por Nicolás Maduro ha instalado al país en un caos. Las entidades bancarias privadas y públicas están limitando el acceso al efectivo y, tal y como informa El País, después de horas de cola los venezolanos sólo han logrado retirar de los cajeros "puñados de bolívares soberanos". Por lo tanto, tal y como informa este medio, a la dramática pérdida de poder adquisitivo acumulada en los últimos meses se suma ahora el control de la cantidad de dinero de la que pueden disponer los venezolanos.

Las cosas estaban caras, pero se conseguían. Ahora están más caras y no se consiguen

"Las cosas estaban caras, pero se conseguían. Ahora están más caras y no se consiguen", ha declarardo a la agencia AFP Edilé Bracamonte, cuya hija se fue a Colombia hace un mes.

EFE
Estantes parcialmente vacíos de un supermercado en Caracas (Venezuela).

De ahí las imágenes desgarradoras que llegan de todo el país: cierre de comercios, estantes vacíos en los supermercados, imposibilidad de acceder a alimentos y productos básicos de supervivencia...

¿A dónde se están yendo los venezolanos?

En un principio, a los países vecinos, pero también más allá de América Latina. Un ejemplo: en un sólo día de julio, según informa BBC Mundo, hasta 50.000 venezolanos cruzaron la frontera con Colombia por la grave situación en su país. Otros miles huyeron a Perú en los últimos años. O a Chile, e incluso a pequeñas islas del Caribe. Así, según AFP, más de un millón de venezolanos han ingresado a Colombia en el último año y medio, más de 400.000 a Perú y unos 300.000 a Chile. En Ecuador este año entraron 600.000 y unos 100.000 viven en Argentina.

El problema está en que, como advierte Peter Hakim, de Diálogo Interamericano, "ninguno de los países está preparado para tratar con los migrantes".

De hecho, las autoridades de Colombia, Ecuador y Perú han solicitado este miércoles el apoyo de organismos internacionales y de diferentes países ante la creciente ola migratoria. En una reunión extraordinaria de autoridades migratorias de los tres países de la Comunidad Andina (CAN) realizada en Lima, los estados han acordado, además, pedir a Venezuela agilizar el trámite de pasaportes para sus ciudadanos y evitar 'problemas complejos' al resto de países latinoamericanos. El director general de comunidades peruanas en el exterior, Enrique Bustamante, ha explicado que los gobiernos están atendiendo a los migrantes venezolanos, a los que están ofreciendo servicios sanitarios, vacunación y alimentación con la ayuda de algunos organismos internacionales. No obstante, ha alertado de que la capacidad de los servicios se ha desbordado.

EFE
Soldados de la Fuerza Nacional de Seguridad brasileña en la ciudad de Paracaima.

Mientras, en Brasil, donde las autoridades calculan que actualmente entran entre 700 y 800 venezolanos por día, unos 3.200 soldados del Ejército refuerzan la seguridad en el estado de Roraima, fronterizo con Venezuela, según ha informado el ministro de Defensa, general Joaquim Silva e Luna. Algunos de esos efectivos ya están empleados en la "Operación Acogida", de carácter humanitario y que coordina el Ejército, con el apoyo de organismos internacionales, para atender a los venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social de su país y que deciden rehacer sus vidas en Brasil.

Hace dos semanas se registraron incidentes violentos en Pacaraima, la única ciudad fronteriza de Brasil con Venezuela y donde vecinos de ese pequeña localidad atacaron campamentos de venezolanos y quemaron los objetos personales de estos. Esas protestas provocaron que al menos 1.200 de ellos decidieran regresar a su país y movilizó al Gobierno brasileño, que decidió reforzar las medidas humanitarias que ya viene poniendo en marcha.