POLÍTICA
17/10/2018 13:39 CEST | Actualizado 17/10/2018 14:12 CEST

El Castaña, el narco que vacilaba a la Policía cantando reguetón

Ha sido detenido en una entrega pactada con los agentes.

YOUTUBE
EL CASTAÑA

Hasta la mañana de este miércoles, era el narcotraficante más buscado del Campo de Gibraltar. Decenas de agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil seguían el rastro de Francisco Tejón, líder del clan de Los Castañas y conocido como Isco, cuando, a principios de octubre, no tuvieron más que entrar en YouTube para verlo.

Ahí estaba, en un videoclip con su amigo el cantante de origen cubano Clase A. Conduciendo un Bentley, el narco vacilaba a las fuerzas de seguridad mostrando una vida de lujo, mujeres y champán.

La publicación de este video "demuestra la falta de respeto que tienen los traficantes a los cuerpos de seguridad", le explicó a la agencia AFP José Encinas, delegado provincial del sindicato Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Cádiz.

Tras la vacilada, ha llegado la realidad: pocos malos se le escapan a los agentes del orden. Según fuentes de la investigación, la detención de El Castaña ha sido una entrega "pactada" que se ha llevado a cabo en la calle hacia las seis de la mañana. Posteriormente, ha sido trasladado al juzgado de guardia de La Línea de La Concepción.

Su hermano Antonio fue detenido el pasado 6 de junio en una operación en la que participaron un centenar de agentes de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria que lo localizaron en una casa de La Línea.

La caída definitiva de Los Castañas se produce después de que en noviembre de 2017 también se entregase Abdellah El Haj Sadek, el conocido como El Messi del hachís, cabecilla de la otra gran banda de la zona.

El Messi del hachís, que está en libertad provisional tras pagar una fianza de 80.00 euros, se entregó tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía, por el que está pendiente de ser juzgado.

Sin Los Castañas y El Messi del hachís el narcotráfico en el Campo de Gibraltar queda sin sus cabezas más visibles.

En la provincia de Cádiz, que tiene una de las tasas de desempleo más altas de España (26,86%) y se ubica a apenas 15 km de las costas de Marruecos de donde proviene el hachís, se confisca el 40% del total de la droga incautada a España.

Según los sindicatos policiales, sólo en el Campo de Gibraltar actúan 30 organizaciones dedicadas al narcotráfico, con más de 3.000 colaboradores directos.

Huidos de la justicia desde 2016

Isco, como su hermano, huyó de la Justicia a finales de 2016, cuando un dispositivo formado por más de 150 agentes permitió la detención en Cádiz y Marruecos de 30 miembros de la banda de Los Castañas. Ellos escaparon de aquella redada y huyeron a Marruecos.

Antonio Tejón fue detenido en virtud de una orden de búsqueda y captura internacional en un hotel de Tetuán (Marruecos) en el que se iba a encontrar con su mujer. Su extradición a España no llegó a producirse.

Los dos hermanos regresaron a España y los investigadores creen que la mayor parte del tiempo han estado escondidos en las múltiples casas que poseen en el Campo de Gibraltar protegidos por su ejército particular .

Ese mismo ejército fue el que en febrero del año pasado liberó a Samuel Crespo, otro de los miembros destacados del clan, de la sala de Urgencias del hospital de La Línea a la que había sido conducido como detenido, tras caerse de una moto en una persecución policial.

Del tabaco al hachís

Los Castañas empezaron su carrera robando la mercancía a contrabandistas de tabaco en La Línea. Hace casi dos décadas dieron el salto al tráfico de hachís desde Marruecos. Los investigadores creen que su banda puede ser responsable del 80 por ciento de la droga que entra desde el Campo de Gibraltar con destino a toda Europa.

Su vida de lujo atestigua la gran cantidad de dinero que han hecho con el narcotráfico, que le ha reportado hoteles de lujo, yates, palcos privados y coches de alta gama.

APRENDE A USAR TU DINERO