TENDENCIAS
25/12/2018 11:09 CET | Actualizado 25/12/2018 11:14 CET

Kevin Spacey reaparece como Frank Underwood para defenderse de las acusaciones de acoso sexual

Netflix despidió al actor el año pasado después de que se hiciera pública la primera denuncia contra él.

Kevin Spacey ha regresado. Se ha vuelto a poner en la piel de uno de los personajes que lo llevó hasta lo más alto, Frank Underwood, de House of Cards. Y lo ha hecho para poner punto y final a meses de silencio sobre las acusaciones por agresión sexual que pesan en su contra.

En un vídeo de más de tres minutos titulado Let me be Frank (un juego de palabras que, traducido de manera literal significaría Déjame ser franco), Spacey echa mano de la característica actitud desafiante de Underwood para hablar de tú a tú al espectador y responder a todas las acusaciones en su contra. En el clip, difundido a través de sus redes sociales, Spacey tampoco se muerde la lengua sobre su fulgurante despido de la famosa ficción.

"Sé lo que quieres. Oh, claro, pueden haber intentado separarnos pero lo que tenemos es demasiado fuerte, es demasiado poderoso", asegura el actor en su extraña e inquietante felicitación navideña, que continúa: "Te conté mis secretos más profundos y oscuros. Te mostré exactamente de lo que son capaces las personas. Te sorprendí con mi honestidad pero, sobre todo, te desafié y te hice pensar. Y confiaste en mí aunque sabías que no debías".

Pero Spacey tiene más: "Así que no hemos terminado. No importa lo que digan los demás. Y, además, sé lo que quieres. Quieres que vuelva. Por supuesto, algunos se lo creyeron todo y esperaban con gran expectación escucharme confesarlo todo. Se mueren por hacerme declarar que todo lo que se dice es verdad y que obtuve lo que merecía".

Te prometo que si no pagué el precio por las cosas que ambos sabemos que sí hice, definitivamente no voy a pagar el precio por las cosas que no hice

El intérprete continúa con su tono desafiante y reta a la audiencia a no creerse todo lo que dicen: "No creerías lo peor sin pruebas, ¿verdad? No te apresurarías a emitir juicios sin hechos, ¿verdad? No, tú no. Eres más listo que eso". "Si algo hemos aprendido en los últimos años es que en la vida y en el arte nada se puede descartar. No tuvimos miedo ni de lo que dijimos y no de lo que hicimos, y todavía no tenemos miedo. Porque te prometo que si no pagué el precio por las cosas que ambos sabemos que sí hice, definitivamente no voy a pagar el precio por las cosas que no hice", añade.

Tras dejar clara cuál es su posición sobre las acusaciones de abuso sexual, Spacey comienza a lanzar sus dardos hacia los responsables de House of Cards, serie de la que salió de manera apurada después de que saliera a la palestra todo el escándalo: "A pesar de todo el sinsentido, los titulares, el enjuiciamiento político sin juicio, a pesar de todo, a pesar de mi propia muerte, me siento sorprendentemente bien, y mi confianza crece cada día que, muy pronto, sabrá la verdad. Oh, espera un momento. Ahora que lo pienso, en realidad nunca me viste morir, ¿verdad? Las conclusiones pueden ser tan engañosas...".

Y finaliza su discurso con una inquietante pregunta: "¿Me echas de menos?".

A pesar de todo el sinsentido, los titulares, el enjuiciamiento político sin juicio, a pesar de todo, a pesar de mi propia muerte, me siento sorprendentemente bien, y mi confianza crece cada día que, muy pronto, sabrá la verdad

Despedido en noviembre del 2017

Netflix decidió firmar la carta de despido de Spacey el pasado noviembre del 2017, coincidiendo con las acusaciones de Anthony Rapp, un joven actor y cantante que declaró haber sido acosado por el presidente de EEUU en la ficción, hace más de 30 años. Pero no fue el único. Desde que Rapp abrió la caja de los truenos, más de una docena de hombres han acusado a Spacey de conducta sexual inapropiada, con denuncias que van desde el acoso sexual hasta el intento de violación.

El famoso actor aprovechó las primeras denuncias para revelar que era homosexual, en un intento -como muchos han criticado- de desviar la atención.

Spacey sigue recibiendo denuncias en su casa. La publicación del vídeo de este martes se produce pocas horas después de que The Boston Globe publicara que el intérprete se enfrenta a un nuevo cargo después de ser acusado de agredir sexualmente al hijo adolescente de la expresentadora de noticias Heather Unruh en un bar en julio del 2016.

ESPACIO ECO