BLOGS
20/09/2015 09:57 CEST | Actualizado 20/09/2016 11:12 CEST

Qué decir en el caso de haber sido infiel a tu pareja

Algún psicólogo, sociólogo, endocrinólogo o sexólogo debería interpretarnos el dato de que en una web de infidelidades sexuales como Ashley Madison, con personas igualmente emparejadas, se haya encontrado que hay treinta y siete millones de hombres y solo 12.000 mujeres.

REUTERS

Ashley Madison, la red social internacional de contactos para otra relación para personas que ya tienen pareja, sufrió recientemente un revés mayúsculo cuando en julio del presente año un equipo de hackers (Impact Team) se hizo con buena parte de sus datos (39 millones de usuarios), que al parecer publicaron al no cumplirse la condición de cerrar inmediatamente la web. Bill Maher en su show televisivo Real Time with Bill Maher revelaba que de los usuarios activos descubiertos treinta y siete millones son hombres y 12.000, mujeres. En el tono humorístico que le caracteriza, Bill Maher comentaba que si solo hay 12.000 mujeres para treinta y siete millones de hombres, quizá sea esta la razón de ver por la mañana a algunas amas de casa exhaustas y ojerosas en el supermercado, concluyendo que las mujeres emparejadas que buscan sexo anónimo son como los republicanos moderados: existen solo en teoría.

Algunas páginas y blogs recogieron la noticia no precisamente para hacer reflexiones sesudas o análisis éticos del hecho, sino principalmente para sacar punta al morbo de la noticia. Como botón de muestra, en algunos de ellos se encuentran consejos sobre cómo explicar, si tu pareja encuentra tu correo en la lista de filtrados de Ashley Madison, que no eres usuario activo del servicio, negando así el eslogan de la red social de posibles líos entre maridos y novios ajenos: "Life is short. Have an affair" (La vida es corta. Ten una aventura). La cosa es que en cuanto unos hackers descubren el pastel, cualquier cosa puede valer con tal de no dormir en el sofá o quedarte el fin de semana viendo la tele solo con el dedo encallecido de tanto zapear. Niégalo todo, miente, cuenta fábulas, repite que tu pareja es el único amor de tu vida o que caiga sobre ti un rayo vengador si estás faltando a la verdad.

Ashley Madison se extiende por todo el mundo, incluidas España y Cataluña. Se anuncia en todo medio que no lo prohíba (como hizo, por ejemplo, la 43ª Super Bowl), rechaza ser un "negocio constituido de corazones partidos, bodas arruinadas y familias dañadas" y arguye que una web no va a convencer a nadie de cometer adulterio si no quiere hacerlo. La cosa es que algún psicólogo, sociólogo, endocrinólogo o sexólogo debería interpretarnos el dato de que en una web de infidelidades sexuales con personas igualmente emparejadas se haya encontrado, según Bill Maher, treinta y siete millones de hombres y solo 12.000 mujeres.

Partiendo de que cada uno puede hacer con su sexualidad y genitalidad lo que crea más conveniente (consecuencias incluidas), y compadecido por el mal trago que estarán pasando no pocos de los descubiertos y escasas descubiertas en las listas de Ashley Madison, recojo aquí algunas de las posibles razones y excusas que puedes aducir para justificar tu pequeño traspié: a) alguien puede haber usado tu correo sin querer; b) alguien puede haber usado tu correo para hacerte daño y sin que tú lo supieras; c) te registraste en Ashley Madison a modo de broma; d) todo es un experimento maligno de los hackers de Impact Team; e) quizá fue un simple acto fallido o un error de los deditos al escribir en el teclado del ordenador; f) la culpa es de tu pareja oficial por haberte dejado solo, sin el cariño que necesitas y haberte hecho poco caso; g) lo hiciste como experiencia porque quieres escribir una novela/ensayo sobre el tema; h) todo se debe a algún trauma infantil con tu padre o tu madre; i) prometes dedicación exclusiva a tu pareja y al cuidado de la casa como compensación; j) prometes no tocar más un ordenador; k) eso solo fue, pensándolo bien, una tontería; l) todo se debe a tu signo zodiacal; m) es la primera vez que haces una cosa así; n) eres un caso más entre 37 millones y es que la carne es débil y las hormonas son fuertes; o) X es quien te metió en este fregado a pesar de tu negativa; p) le has demostrado millones de veces que le/la quieres...

Para terminar, una pregunta: ¿este caldo de cultivo en que se mueven no pocas de las personas apuntadas en Ashley Madison para echarse una cana infiel al aire (treinta y siete millones de hombres y doce mil mujeres) tiene algo que ver con la creciente violencia de género en Estados Unidos, en España y en el mundo entero?

Y otra pregunta: ¿no son estas mismas las excusas aducidas a menudo por muchos políticos en razón de su cargo?

ESPACIO ECO