BLOGS
04/01/2014 09:41 CET | Actualizado 06/03/2014 11:12 CET

¿Monago verso suelto?

Las frases y anuncios de Monago nos muestran un perfil que nada tiene que ver con la realidad, y los datos dicen lo contrario: ha sido el que mejor ha seguido los postulados de Rajoy y su partido. Se ha convertido en el campeón de los recortadores llevando a Extremadura a una situación de pobreza.

Termina 2013 con el terreno muy abonado para la aparición de los conocidos como versos sueltos en la política. La baja popularidad de los dos grandes partidos, unida a la cercanía de procesos electorales, tanto internos como externos, hace que proliferen como setas. Coincide en el tiempo esto con la radicalidad que ha adoptado Alberto Ruiz Gallardón, lo que demuestra que su supuesto progresismo y postulados centrados eran más una pose que una verdad en sus principios. No hay más que ver la ley del aborto que ha presentado y que sitúa a España entre los países menos avanzados en esta materia, comparable a muchas zonas en desarrollo. Para saber que era de derechas no había más que escuchar la anécdota que cuenta Peces-Barba, en la que un día hablando con Gallardón padre este le respondió: "¿Conservador yo? Tenías que conocer a mi hijo Alberto: ese sí que es de derechas".

En Extremadura ha surgido con fuerza un presunto verso suelto: su presidente, José Antonio Monago. Lo hace por necesidad, no por convencimiento. La necesidad que le marca tener que mantener un Gobierno en minoría, cuando la mayoría parlamentaria es de izquierdas. La unión que al principio parecía frágil con IU se ha convertido en fuerte con el paso del tiempo. Pero este verso suelto solo lo es en la imagen que transmite, ayudado por su equipo de marketing que tiene un lugar de privilegio en la Presidencia de la Junta de Extremadura, desde donde mueven los hilos, y colocan los mensajes en los medios, ayudados por contratos a determinados medios muy afines.

La realidad es bien distinta a la que vende el presidente Monago y compran sin contrastar los medios de comunicación. Empezó su gestión en el año 2011 anunciando un presupuesto para 2012 con menos recortes que los inicialmente previstos. Recortaba según su anuncio solo un 5,34%, cuando al finalizar la gestión de esos presupuestos en 2012 había recortado en ejecución un 6,8% más, por lo que el recorte final quedó en un 12%, además de quedar pendientes de pago más de 450 millones de euros de los gastados. Esta nefasta gestión llevó a la región a una situación sin precedentes en 2012 con 31.900 parados más que el año anterior y pasando a ser la región con la segunda mayor caída de la economía.

Después vinieron anuncios mediáticos como un IVA cultural del 13% y no del 21% como en el resto de España. Solo hay que darse una vuelta por Extremadura para comprobar que no se aplicó y si se ha hecho ha sido tan minoritario que nadie es consciente de ello. Más tarde llegaron los momentos de los regalos. Monago anunció una bajada de impuestos de dos euros mensuales cuando previamente lo había subido veinte euros; una bajada del 30% una nueva tasa al agua que no existía cuando llegó a la Presidencia... En definitiva, con Monago los extremeños pagamos muchos más impuestos que antes de su llegada, pero con sus anuncios parece que los baja y se separa de los postulados del PP en el resto de España, algo muy lejos de la realidad. También ha anunciado ayudas a la natalidad, pero que solo se aplicarán en las poblaciones más pequeñas donde no hay prácticamente nacimientos, además de aprobar una ley de renta básica que solo han cobrado unas 100 personas de entre miles de solicitudes. Otro de sus grandes anuncios, la paga extraordinaria de los funcionarios que en el resto de España no se pagó y en Extremadura sí, es una gran mentira. Lo único que hizo fue adelantar la paga de verano a Navidades.

Ahora se intenta volver a desmarcar del Gobierno de Rajoy con una frase muy bien construida y mediática: "Nadie puede obligar a una mujer a ser madre", pero que está muy lejos de sus verdaderas creencias y de las de los dirigentes que nos gobiernan en Extremadura, como lo demuestra su intervención sobre el aborto en la Asamblea de Extremadura hace muy pocos años.

Las frases y anuncios de Monago nos muestran un perfil que nada tiene que ver con la realidad, y los datos dicen lo contrario: Monago ha sido el que mejor ha seguido los postulados de Rajoy y su partido. Se ha convertido en el campeón de los recortadores llevando a Extremadura a una situación de pobreza y desigualdad con el resto de España que hacía muchos años que no veíamos.

APRENDE A USAR TU DINERO