Este es el país de Europa que ha decidido vender gasolina a pérdidas

Este es el país de Europa que ha decidido vender gasolina a pérdidas

Para ello, va a romper una norma que estaba vigente desde hace 60 años.

Un surtidor de gasolina, en una foto de archivoMykola Tys/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Este jueves se ha publicado una nueva actualización del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Los datos señalan que los carburantes han encadenado su undécima semana consecutiva encareciéndose en España. De esta forma, desde el mes de julio, los combustibles han aumentado su precio en un 16%.

En concreto, la gasolina ha alcanzado esta semana un precio de 1,751 euros por litro, la mayor cifra de todo 2023. Se trata del nivel más alto desde noviembre de 2022. No obstante, en ese momento aún estaba vigente el descuento generalizado de 20 céntimos por litro de carburante que aprobó el Gobierno, por lo que realmente los españoles no gastaban tanto en gasolina como ahora desde el mes de julio de 2022.

Por su parte, el diésel incrementado su precio durante la última semana hasta los 1,668 euros por litro, un nivel que el combustible no marcaba desde febrero.

Francia pone fin a una prohibición en vigor desde 1963

Ante este encarecimiento en los carburantes, que se está dando de forma generalizada en Europa, hay un país que ha decidido tomar una medida muy poco habitual en el sector.

Se trata de Francia, cuyo ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, ha anunciado la presentación en octubre de un proyecto de ley para levantar la prohibición de venta a pérdida de los carburantes (en vigor desde 1963).

Tal y como recoge EFE, se prevé que la medida pueda comenzar a aplicarse desde el 1 de diciembre y su duración sería de “seis meses”, según ha detallado Le Maire en una entrevista con el canal France 2.

El ministro ha argumentado que el objetivo de esta decisión es lograr “carburantes más baratos por toda Francia”. Además, Bruno Le Maire ha descartado que el Gobierno galo vaya a volver a subvencionar el coste de los combustibles debido a la elevada carga que supone esa medida para las finanzas públicas.

El miembro del Ejecutivo francés no ha dado cifras concretas del ahorro que le supondrá a los ciudadanos la venta de gasolina a pérdidas, pero sí que ha insistido en defender esta estrategia de implicar a la industria y a los grupos de distribución para contener la inflación.

En cualquier caso, no todos los actores del sector están satisfechos con el anuncio. Mobilians, una asociación de gasolineras independientes, que según sus datos suponen 2.400 en toda Francia, ha alertado de que si se ponen a vender a pérdidas, su supervivencia estará en peligro.

También te puede interesar...