BLOGS
06/06/2013 08:26 CEST | Actualizado 05/08/2013 11:12 CEST

La 'matrioska' europea

La UE se parece a esas muñecas rusas que cuando se abren en su interior van apareciendo otra y otra. La que forma el núcleo esencial, el dúo siamés franco-alemán, acaba de hacer una propuesta: una síntesis de posiciones alejadas para presentar una "contribución sobre cómo reforzar la estabilidad y el crecimiento".

La Unión Europea se parece cada vez más a las matrioskas, esas muñecas rusas huecas que cuando se abren en su interior van apareciendo otra y otra. La que forma el núcleo esencial, el dúo siamés franco-alemán, acaba de hacer una propuesta conjunta para el Consejo Europeo de finales de junio. En sus 9 páginas hace una difícil síntesis de posiciones alejadas para presentar una "contribución sobre cómo reforzar la estabilidad y el crecimiento".

En primer lugar propone, por fin, estimular competitividad, competencia y empleo planteando como un objetivo inmediato un paquete urgente de choque para hacer frente al paro juvenil, en el que destaca el aprendizaje y el Erasmus para todos y la financiación de las PYMES, en las que el Banco Europeo de Inversiones puede jugar un decisivo papel multiplicador. Es de esperar que su Consejo de Gobernadores, formado por los ministros miembros del ECOFIN se enteren del mensaje. Urgente es el llamamiento para llegar a un acuerdo sobre el Marco financiero 2013-2020 al Consejo para que el Parlamento Europeo levante su rechazo ante unas perspectivas rácanas e insuficientes.

Igualmente es importante poner fechas a la realización de la Unión Bancaria, la recapitalización de los bancos y el mecanismo de resolución, además de añadir la necesidad de hacer política industrial y comercial activas.

Pero lo más significativo es proponer que la matrioska de la zona Euro crezca de modo decisivo. De momento, existe la matrioska monetaria con el euro y el Banco Central Europeo federal. Ahora, tras un largo bloqueo acompañado sólo de medidas disciplinarias, se propone nombrar un presidente del Eurogrupo de ministros de Hacienda a tiempo completo con reuniones regulares que se extienden a los responsables de industria, empleo y asuntos sociales e investigación, así como la creación en el seno del Parlamento Europeo de la correspondientes matrioskas para el control de sus países.

Las competencias de esta nueva matrioska se centrarían en crecimiento y empleo, de modo destacado en "el mercado de trabajo, el paro, la inclusión social, las políticas de jubilación, los mercados de productos, la fiscalidad, la eficacia del sector público, la innovación, el sistema educativo, la enseñanza y la formación profesional".

Dar el paso a la Unión Económica es un tema pendiente desde que se acordó la Unión Monetaria en Maastricht. La cuestión es cómo puede entrar esta muñeca rusa en la actual gran matrioska de la Unión entre 27 (28 el 1 de julio), qué papel va a jugar la Comisión y cómo se organiza la democracia europea tras este salto federal. Un sugestivo debate para las elecciones europeas.