ECONOMÍA
23/10/2020 10:29 CEST

Antigua y Barbuda, un destino turístico ligado al desarrollo empresarial

Entrevista con Dario Item, embajador extraordinario y plenipotenciario de Antigua y Barbuda ante el Reino de España, el Principado de Liechtenstein y el Principado de Mónaco

El HuffPost
Antigua y Barbuda
El HuffPost
Antigua y Barbuda

En el paraíso terrenal que es el Caribe encontramos Antigua y Barbuda, uno de los países más desconocidos de este mar y que forma parte de las Antillas Menores, esas pequeñas islas que están a la sombra, en cuanto a relevancia mediática, de sus hermanas las Antillas Mayores.

En este país isleño del Caribe podemos introducirnos de lleno en la filosofía propia de este mar, porque su territorio combina una naturaleza desbordante con facilidades y comodidades propias de los mejores resorts turísticos.

Este país inició en 2009 un importante desarrollo turístico que, con el paso de los años, ha sabido redirigir hacia una potente atracción de actividad inversora y empresarial. Dario Item  (Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Antigua y Barbuda ante el Reino de España, el Principado de Liechtenstein y el Principado de Mónaco) en Europa lleva mucho tiempo realizando una potente labor de difusión de su país en todo el mundo.

P. ¿Qué atractivos ofrece Antigua y Barbuda en el plano empresarial?

R. El país es famoso por sus playas cristalinas y sus islas tropicales. Cada año recibe un total de más de 300.000 turistas internacionales, algunos de ellos de mucho prestigio, como por ejemplo la familia Messi, que ha visitado sus complejos paradisíacos en alguna ocasión.

No obstante, el grueso de turistas suelen proceder de Estados Unidos, Canadá y países de Europa. Y aunque pueda parecer sorprendente que 300.000 visitantes sea una cifra muy elevada, lo más relevante es que esto supone ir tres veces más allá de su población, pues el país cuenta con unos 90.000 habitantes en todas sus islas habitadas.

Antigua Barbuda inició una potente campaña de atracción de turistas a partir del año 2009 y el resultado en todo este tiempo es el que vemos, un interés creciente por parte de muchos extranjeros en conocer estas islas. En el país, algunos de sus lugares turísticos por excelencia son Dickenson Bay, Nelson’s Dockyad y Long Island. Además, es importante señalar la buena conexión aérea del país y la cultura hospitalaria de sus ciudadanos.

La realidad es que, en la actualidad, el PIB de Antigua y Barbuda está claramente influenciado por el turismo, que representa aproximadamente el 70% de su economía. Las administraciones nacionales, interesadas y al tiempo preocupadas por este dato, llevan años trabajando en un proceso de diversificación y el modo que han encontrado es el programa de Ciudadanía por Inversión (citizenship by investment programme).

P. ¿Qué es el programa de Ciudadanía por Inversión?

R. Esta propuesta, iniciada en el año 2013, ofrece a los turistas que ya conocen el país o los interesados en ampliar negocios en territorio caribeño en obtener la ciudanía y el pasaporte (residency and second Passport) a través de dos vías: una donación mínima de 100.000 dólares a una institución benéfica o bien una inversión empresarial cifrada en al menos 1,5 millones de dólares.

Mediante estas acciones, el inversor consigue ventajas empresariales, a nivel familiar y las propias asociadas a la residencia, como la obtención del pasaporte. Este último aspecto es interesante pues la ciudadanía en Antigua and Barbuda facilita obtener visa a decenas de países, incluidos los europeos que no forman parte del Acuerdo de Schengen y muchos en América Latina.

Darío Item, uno de los principales artífices del desarrollo turístico y empresarial del país en los últimos años, así como de la difusión a nivel mundial de estas islas caribeñas, sostiene que el programa de Ciudadanía por Inversión está especialmente diseñado para turistas que visitan el país y quieren ir más allá en su vinculación con este territorio, apoyando así su desarrollo local.

A su vez, las posibilidades de inversión también incluyen la opción de apoyar monetariamente proyectos en desarrollo por parte de la Universidad de West Indies.

P. Los programas de residencia digital Nomad y el impulso en tiempos de Covid-19

R. El interés del país por posicionarse como un destino atractivo más allá del turismo se refleja igualmente en sus programas de residencia digital Nomad. Con esta propuesta el gobierno permite una autorización especial de residencia a aquellas personas que trabajan de manera telemática, es decir, son nómadas digitales.

El programa, conocido como Nomad Digital Resident o NDT garantiza la posibilidad de residir en el país por un periodo de 24 meses, con la opción de entrar y salir siempre que se esté en posesión de este visado.

El programa se inició como propuesta para atraer inversores y mentes creativas que estimulen el desarrollo del país, pero se ha potenciado de manera importante debido a la pandemia de la covid-19, que ha impulsado mucho el teletrabajo.

El propio Dario Item, en su continua labor de difusión de las virtudes de Antigua and Barbuda, ha puesto de manifiesto que la actividad inversora debe ser clave para reactivar la economía caribeña en tiempos de afección por la pandemia.

Un destino turístico paradisíaco que quiere que su economía vaya más allá de este sector, ese es el objetivo de Antigua y Barbuda desde hace una década. Hasta ahora lo ha conseguido, ¿conseguirá los mismos resultados en tiempos postcovid-19?

EL HUFFPOST PARA HUE