Biden asegura que no enviará misiles de largo alcance a la guerra en Ucrania

El presidente de EEUU no cede a la petición de las autoridades ucranianas y no enviará “sistemas de misiles que puedan llegar a Rusia”.
El presidente estadounidense, Joe Biden.
El presidente estadounidense, Joe Biden.
EUROPA PRESS/ZUMA Press Wire/dpa

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado este lunes que su Gobierno no enviará misiles de largo alcance a Ucrania capaces de llegar a territorio ruso, tal y como le piden las autoridades ucranianas.

Al ser preguntado por los periodistas en la Casa Blanca sobre si planea enviar este tipo de armas a Ucrania, Biden ha respondido que no enviará “sistemas de misiles que puedan llegar a Rusia”.

El presidente estadounidense ha realizado estas declaraciones justo antes de salir para el cementerio nacional de Arlington, a las afueras de Washington, donde ha rendido homenaje, como es tradición, a los soldados muertos de EEUU en el Día de los Caídos, que se ha celebrado este lunes y es jornada festiva en el país.

A principios de mayo, Biden pidió al Congreso más dinero para poder seguir ayudando a Ucrania de la agresión rusa, pero también para garantizar la reposición del arsenal militar estadounidense.

“Necesitamos más dinero para asegurarnos de que Estados Unidos sigue enviando armas directamente al frente de la libertad en Ucrania y seguir apoyando económica y humanitariamente al pueblo ucraniano”, dijo el mandatario.

Rusia había advertido de una “escalada inadmisible”

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ya había advertido que el suministro a Ucrania de armamento capaz de alcanzar territorio ruso supondría una “escalada inadmisible”.

“Advertimos a Occidente de la manera más seria que ellos ya libran, en esencia, una guerra subsidiaria contra Rusia con las manos, cuerpos y cerebros de los neonazis ucranianos, pero que eso sería un grave paso hacia una escalada inadmisible”, dijo al canal ruso RT Arabic.

También el embajador ruso en EEUU repitió la misma advertencia y afirmó que las Fuerzas Armadas de Rusia se verán obligadas a realizar los “pasos necesarios” para neutralizar la amenaza, si Ucrania accede a armamento que puede ser empleado contra Rusia.

El pasado 28 de abril, Biden solicitó formalmente al Congreso 33.000 millones de dólares en ayuda adicional a Ucrania, de los que más de 20.000 millones irán destinados a asistencia militar para respaldar la lucha de Kiev contra la invasión rusa.

Aunque los portavoces del Pentágono y la Casa Blanca insistieron en que la ayuda a Ucrania no afecta a la propia capacidad de defensa del país, también reconocieron que se está haciendo una evaluación continua de las reservas cada vez que se hacen envíos a Ucrania.

Cadáveres de civiles ucranianos, algunos maniatados, en Bucha, a las afueras de Kiev

Cadáveres de civiles ucranianos, algunos maniatados, en Bucha, a las afueras de Kiev