El bolso que triunfó en los 2000 vuelve a las tiendas con una nueva versión

El rey de las 'celebrities', las pasarelas y los clones 'low-cost'.

Es el bolso emblema de Balenciaga y todas las celebrities se fotografiaron con uno durante los 2000. El City, diseñado por Nicolas Ghesquière en 2001, era protagonista en las calles, en las pasarelas y en las tiendas de moda low-cost, que lo clonaron en todas sus versiones, tamaños y colores.

Para celebrar sus veinte años de vida, la firma ha decidido lanzar una nueva versión diseñada por Demna Gvasalia, director creativo de Balenciaga actualmente. El bolso, que se llamará Neo Classic, está disponible en tiendas seleccionadas de la marca, además de en su web, y ya se pudo ver en el último desfile en París.

Esta nueva versión mantiene la esencia del clásico, pero es más rígido y de líneas más depuradas. La casa ha intentado darle una visión futurista, alineada con la de la última presentación de la firma, que en algunos momentos recordaba a Matrix.

A pesar de que a día de hoy es uno de los grandes objetos para los amantes del lujo, el bolso no fue un éxito instantáneo. Cuando Nicolas Ghesquière lo presentó a los directivos de Balenciaga no les convenció porque no era rígido y no llevaba logo, un básico entonces.

El diseñador dejó el prototipo aparcado y varias modelos, entre ellas Kate Moss, que iban a desfilar para la marca lo vieron y preguntaron al francés de dónde lo había sacado. Ghesquière decidió producir 25 unidades para el desfile y las regaló a las modelos y a editoras. La prensa las fotografió y el resto es historia.

El bolso no fue sólo un éxito de ventas, también consiguió que Balenciaga, en plena renovación, sedujera a una nueva generación. Era sólo el principio del fructífero trabajo del creador francés en la marca.

Bolsos de famosas