Cuándo estuvieron juntos Corinna y el rey Juan Carlos y otros datos que se saben de su relación

Cuántos años duró el romance, por qué terminó, dónde se veían y qué relación mantuvieron al terminar.
El saludo de Corinna y Juan Carlos I en los premios Laureus de 2006. La ceremonia, celebrada en Barcelona, fue el 22 de mayo.
GTRES
El saludo de Corinna y Juan Carlos I en los premios Laureus de 2006. La ceremonia, celebrada en Barcelona, fue el 22 de mayo.

La relación de Corinna Larsen y el rey Juan Carlos I esconde cada vez menos secretos. La que fue amiga especial del emérito ha sacado a la luz nuevos datos del romance en la entrevista que ha concedido a la BBC. Se unen a otras informaciones previas, que se han ido publicando con cuentagotas desde abril de 2012 cuando se escuchó por primera vez su nombre.

Esto es todo lo que se sabe del romance:

1. Se conocieron en una fiesta de tiro en febrero de 2004. El rey tenía problemas con su arma y Corinna le sorprendió con sus conocimientos al ayudarlo.

2. Al encuentro le sucedieron varios meses de conversaciones telefónicas, antes de su primera cita.

3. Quedaron por primera vez a principios del verano de 2004, poco después de la boda de los reyes Felipe VI y Letizia. Ahí comenzó el romance. El emérito tenía 66 años y Corinna, 39. Todavía estaba casada con su segundo marido, el aristócrata alemán Johann Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn.

4. El primer año caso no se pudieron ver, pero mantuvieron muchas conversaciones telefónicas. El rey la llamaba hasta 10 veces al día.

5. Sus posteriores citas fueron en Madrid, “en una casita de campo dentro de la finca”, y en viajes que hacían juntos. Esa casita estaría en La Angorilla en Mingorrubio, una colonia dentro de El Pardo, con acceso directo desde La Zarzuela. Según se reveló en 2014, Corinnay su hijo Alexander habrían vivido allí mientras duró la relación. La residencia, en concreto, era la antigua casa del guardia forestal.

6. Un año después de empezar la relación Corinna se separó. Las únicas fotos que hay de la pareja son de 2006, en pleno romance.

El rey Juan Carlos I y Corinna en Stuttgart, en Alemania. 2 de febrero de 2006.
Getty Images
El rey Juan Carlos I y Corinna en Stuttgart, en Alemania. 2 de febrero de 2006.

7. El rey quiso casarse con Corinna, pero ella no se hizo ilusiones. “Estaba muy enamorada de él, pero anticipaba —soy estratega política— que iba a ser muy difícil. Y pensé que podría desestabilizar la monarquía”, confiesa en la BBC, donde también cuenta que le advirtió del acuerdo matrimonial con la reina Sofía al empezar el romance.

8. Su relación se prolongó hasta 2009. Terminó cuando Corinna se enteró que el rey tenía una aventura con otra. “Justo después del funeral —de su padre—, el rey me dijo que mantenía una relación con otra mujer desde hacía tres años (...). Literalmente quedé devastada, era lo último que esperaba”, cuenta en la BBC.

9. Tras su ruptura siguieron siendo amigos porque el monarca se había encariñado mucho de los hijos de Corinna: Anastasia Adkins (1992) y Alexander Kyril zu Sayn-Wittgenstein-Sayn (2002).

10. Volvieron a verse en 2010, cuando el rey tuvo que ser operado de pulmón. Corinna durmió con él en el hospital.

11. Y volvieron a verse también en el viaje del rey a Botsuana, que sacó a la luz la relación. Fue un regalo a Alexander, el hijo de Corinna, por su décimo cumpleaños. Corinna fue aunque no quiso porque sabía de las intenciones del rey: “Sentía que intentaba que volviera con él y yo no quería dar una impresión errónea. Casi tuve premoniciones sobre aquel viaje”.

12. Corinna organizó la repatriación del rey después de que éste se rompiese la cadera en un accidente cazando elefantes que le llevó a pedir disculpas a los españoles por su comportamiento

13. Juan Carlos hizo “intentos desesperados” de volver con Corinna. No tuvo éxito y, según la empresaria alemana, se enfadó tanto que en 2014 (año en que abdicó) quiso que le devolviese los 65 millones de euros que le había regalado en reconocimiento de lo que significó para él.

14. La relación se empezó a complicar a partir de 2015 cuando Corinna afirmó que Juan Carlos la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo. Aunque la batalla contra el monarca estalló finalmente en marzo de 2020 al anunciar que denunciaría al emérito ante el tribunal de Londres por amenazas y acoso por parte de agentes del CNI para que no revelara altos secretos de Estado.

La 'dolce vita' de Corinna