Irlanda a través de la literatura: 4 rutas de la mano de sus mejores escritores

Se dice que la isla posee el mayor número de autores con renombre por metro cuadrado.
La colina de Cave Hill dominando la ciudad de Belfast en Irlanda del Norte.
La colina de Cave Hill dominando la ciudad de Belfast en Irlanda del Norte.

Irlanda es conocida como la tierra de la sabiduría, de la cerveza negra, de los castillos y su reconocida contribución a la literatura universal. Algunos la conocen como la isla Esmeralda ya que se dice que en sus territorios existen más de 40 tipos de verdes. La lluvia ha hecho que sus paisajes se conviertan en un escenario de cuento perfecto para viajar a través de la imaginación y sobre todo si lo hacemos con la ayuda de los mejores escritores irlandeses.

Con frecuencia se dice que la isla posee el mayor número de autores con renombre por metro cuadrado. A través de los siguientes recorridos mostramos los lugares de inspiración de grandes escritores de renombre internacional como WB Yeats, Seamus Heaney, Bram Stoker o CS Lewis. A través de estas rutas y de sus obras podremos descubrir diferentes lugares de la isla.

El condado de Sligo y WB Yeats

El primer recorrido nos invita a viajar con uno de los cuatro premios Nobel irlandeses. Hablamos de WB Yeats, un poeta y dramaturgo que siempre ha estado envuelto en un halo de misticismo. Entre sus obras encontramos innumerables leyendas sobre escarpados acantilados, espesos bosques y paisajes salvajes en el condado de Sligo, al oeste del país. El escritor bautizó a esta zona como “la tierra del deseo del corazón”.

El Parque forestal de Doony Rock, la montaña de Benbulben o el lago de Lough Gill son algunos de los lugares de esta región que inspiraron al autor en sus obras más exitosas como La Isla del Lago de Innisfree o El niño Robado.

La infancia de Seamus Heaney en Londonderry

Estatua de bronce que conmemora a un personaje de Seamus Heaney.
Estatua de bronce que conmemora a un personaje de Seamus Heaney.

La siguiente ruta la realizamos de la mano de otro premio Nobel, Seamus Heaney. Este autor vivió gran parte de su infancia en una granja del condado de Londonderry. Los recuerdos de aquella época le dieron la inspiración para muchas de sus obras.

En sus poemas, Heaney habla de escenas campestres y escenarios bucólicos, todas ellas rodeadas por el ambiente rural de su juventud. Una de las obras más importantes de este autor y que nos hará viajar por estos paisajes es Muerte de un naturista.

Bram Stoker y su Dublín natal

El dublinés Bram Stoker pasó gran parte de su infancia en un edificio con vistas a la bahía de Dublín y a un parque que actualmente lleva su nombre. En aquella casa devoró multitud de libros sobre leyendas, mitos e historias de terror irlandesas.

A día de hoy, el escritor y sus obra siguen siendo una de las principales atracciones para multitud de turistas que realizan visitas por el antiguo cementerio de Ballybough, el castillo de Dublín y el Trinity College. Una de las obras que no desaparece de nuestra memoria es Drácula y 100 años después, sigue siendo uno de los principales reclamos para los turistas que viajan a Irlanda.

Belfast y CS Lewis

Los diez primeros años de su vida, C.S. Lewis los pasó al este de Belfast. Todos los lugares y personas que conoció durante ese tiempo le sirvieron de influencia para las novelas que publicó más adelante. El famoso mundo de Narnia que creó Lewis estuvo influenciado por la montañas de Mourne, en el condado de Down.

El autor hablaba así de sus mágicos paisajes: “He visto paisajes que, bajo una luz particular, me hicieron sentir que en cualquier momento un gigante podría levantar la cabeza sobre la siguiente cima”.