Más de 48.000 viajeros han hablado: este es el pueblo de interior más bonito de España

Ya tienes planes para cuando pase la pandemia.
|
Una calle de Potes.
Una calle de Potes.
Getty Images

Más de 48.000 viajeros lo han decidido: Potes, en Cantabria, ha sido elegido el pueblo de interior más bonito de España, según una encuesta elaborada por la comunidad de viajeros españoles de Lonely Planet.

A la final ha llegado también el pueblo Besalú (Girona) y en tercera y cuarta posición los viajeros escogieron los pueblos de Albarracín (Teruel) y Alquézar (Huesca).

Potes suma así un nuevo título, ya que este pueblo se alzó hace unos meses como Capital del Turismo Rural 2020.

Situado a algo más de 100 kilómetros de Santander, Potes se ubica en la confluencia de los cuatro valles de la comarca y está rodeado de montañas, regalando a los viajeros un paisaje verde espectacular. Es un destino ideal para los amantes de la naturaleza.

En 1983 la localidad fue declarada Bien de Interés Cultural por su arquitectura medieval. Y es que se la conoce como la villa de los puentes por las muchas construcciones de la época que cruzan el río Quiviesa, que atraviesa el pueblo. Otra de sus joyas arquitectónicas es la Torre del Infantado, hoy dedicada a exposiciones, o el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, a las afueras de la villa.

Una de las vistas más típicas de Potes.
Una de las vistas más típicas de Potes.
Getty Images

Como en toda Cantabria, la gastronomía juega un papel fundamental en Potes. El plato estrella del municipio, y de toda la comarca, es el cocido lebaniego, que se compone de berza, cecina o carne, relleno y garbanzos. Esta legumbre es la clave de la receta por la variedad de garbanzo de la zona, muy pequeño y tierno, con gran sabor.

Peñafiel (Valladolid)

Los 15 pueblos medievales más bonitos de España, según National Geographic'