Tres plantas navideñas que son peligrosas para perros y gatos

Pueden ser tóxicas y darte un disgusto.
Getty Images/iStockphoto

Los vídeos de los gatos trepando y colándose entre las ramas del árbol de Navidad se han convertido en una tradición más cuando llegan las fiestas. Pero esas divertidas imágenes pueden desencadenar problemas graves.

Además del peligro de que el árbol termine volcando, el animal puede intoxicarse si lame la resina.

Las agujas caídas del pino también pueden suponer un problema ya que los gatos son incapaces de digerirlas y, en el peor de los escenarios, pueden provocarles una perforación intestinal.

El abeto no es la única planta típica de la decoración navideña no apta para casas con mascotas, hay otras tres que resultan peligrosas para perros y gatos con las que hay que tener un cuidado especial.

Flor de Pascua

coffeechcolate via Getty Images

Es la planta por excelencia de la Navidad, pero quizás no es la mejor idea si tienes gatos en casa. Según el veterinario clínico Benito Pérez, del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, la flor de Pascua puede tener efectos muy perjudiciales en la salud de los gatos si se comen las hojas. Tos, salivación excesiva y babeo son algunos de ellos.

Si los ojos del felino entran en contacto con la planta puede causar irritación, conjuntivitis y lagrimeo, mientras que si un contacto habitual del gato con la flor de Pascua suele agravar las lesiones crónicas de pulmón y de riñón.

Los perros también pueden sufrir irritaciones, aunque en menor medida que los gatos.

Acebo

Getty Images

Sus característicos colores son la seña de identidad de estas fiestas, pero también suponen un problema tanto para gatos como para perros. Para los canes, frutos, semillas y hojas de la planta resultan venenosos. Según Experto Animal, pueden provocar daños gastrointestinales como vómitos, diarrea y dolor abdominal. También suele producirle somnolencia y deshidratación.

En el caso de los gatos, los frutos también son peligrosos y su ingesta puede derivar en intoxicaciones que también provocan problemas gastrointestinales.

Muérdago

Getty Images

La romántica planta bajo la que se besan los enamorados es mucho menos agradable para perros y gatos. La ingesta de los frutos blancos del muérdago puede desembocar en problemas gastrointestinales, cardiovasculares, colapso o dificultad respiratoria.

Para los perros, según el portal especializado Happets, también hay consecuencias negativas relacionadas con el estómago como los vómitos, además de dificultad respiratoria o salivación excesiva.

Si no quieres renunciar a tener alguna de estas plantas en casa estas navidades, asegúrate de que están en lugares altos y alejados de tus mascotas. Si notas que tienen algunos de los síntomas, es hora de llamar al veterinario.

Plantas de Navidad más allá de la Flor de Pascua