La polémica macrofiesta en el Mar Menor, la 'puntilla' que las autoridades murcianas ven "razonable" en un ecosistema dañado

La Plataforma SOS Mar Menor y Podemos exigen la dimisión del responsable de Medio Ambiente de la comunidad por sus palabras y piden quitar la licencia a la empresa organizadora.
|
Fiesta en el Mar Menor el pasado sábado 20 de agosto.
Fiesta en el Mar Menor el pasado sábado 20 de agosto.
FLIPPA BOAT / FACEBOOK

El Mar Menor se ha convertido este verano en escenario de una megaconcentración de cerca de 50 embarcaciones con conciertos cerca de la isla del Ciervo. Una fiesta “espectacular” como aseguraron sus organizadores pero que ha puesto el grito en el cielo de aquellos que luchan por la conservación de un ecosistema tan dañado y que hace tan solo un año sufría una de sus peores mortandades masivas de peces.

La fiesta comenzó este sábado a las 20:30 con una duración de tres horas y la empresa organizadora cobraba 25 euros por persona y 35 euros para la cubierta superior.

Según la Plataforma SOS Mar Menor y Podemos, el evento no contó con la autorización de Capitanía Marítima de Cartagena y además han recordado que este tipo de concentraciones están prohibidas según el Plan integral de gestión del Mar Menor de la comunidad.

Y no solo eso. Ambos han pedido la dimisión del encargado de Medio ambiente de la comunidad, Antonio Luengo, después de que no condenara esta actividad y, al contrario, declarara ante los medios que la concentración de embarcaciones le parece un hecho “razonable y adecuado”.

“No me muestro en contra de que se lleve a cabo ningún tipo de concentración con un fin lúdico porque me parece razonable y adecuado tanto en el Mar Menor como en cualquier sitio. Lo que sí pido es responsabilidad y que los residuos no acabe en el Mar”, ha expresado Luengo.

No obstante ha instado a la Guardia Civil y a Capitanía Marítima a extremar la vigilancia para “garantizar que se haga todo de manera adecuada” y no se dañe el fondo marino.

Desde la formación morada, a través de su portavoz María Marín, han recordado que el Mar Menor “es un espacio natural que debemos cuidar y que pronto será un Parque Natural”.

Además, ha exigido la retirada de la licencia de actividad a la empresa organizadora de la fiesta “ilegal” y ha pedido explicaciones a la Delegación del Gobierno, a la Consejería de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Cartagena ante el fondeo “prohibido por su alto impacto en los suelos marinos ya de por sí agonizantes” de decenas de barcos con motor en el espacio natural protegido, donde “generaron ruido y basura” y ha pedido garantías que para que no se vuelva a celebrar “una salvajada” como esta en la zona.

“El Mar Menor no es vuestro sumidero ni vuestro botellódromo”, les espeta a los asistentes, mensaje similar al lanzado en Twitter por el coportavoz de Más País Óscar Urralburu: “Parque natural y zona de especial protección para las aves, la isla no es un espacio para macrobotellones veraniegos. El Ayuntamiento de Cartagena, el PP y el Gobierno murciano son responsables de este nuevo disparate”.