Por qué NO deberías hacer en casa un gel desinfectante contra el coronavirus

El producto se está agotando en las grande superficies y en algunas farmacias.

Con el riesgo de contagio por coronavirus en todo el mundo, la gente se ha lanzado a por medidas de protección. Las mascarillas —aunque no son necesarias para la población general— son difíciles de encontrar en farmacias y los geles desinfectantes han sido los siguientes en agotarse. De hecho, las ventas en España han aumentado un 700% en febrero, según datos de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar).

El desabastecimiento de este producto ha hecho que algunos fabricantes suban los precios, motivo por el que Francia ha decidido regularlo o que en España grandes superficies como Mercadona se quedaran sin existencias la última semana de febrero. Pero también ha conseguido que mucha gente intente hacerlo en casa. Numerosos youtubers de todo el mundo han subido vídeos de tutoriales de cómo elaborarlos, que acumulan en unos días hasta 17.000 visitas.

“La mayor parte de las fórmulas caseras que circulan por internet son falsas. No tienen en cuenta condiciones ni excipientes”

- Gullermo Martín Melgar, farmacéutico

Este auge por los geles desinfectantes caseros ha hecho que el Instituto de Salud Pública de Reino Unido advierta a la edición británica de El HuffPost que no es recomendable hacerlo. El farmacéutico Guillermo Martín Melgar, conocido como Farmacia Enfurecida en Twitter, señala a El HuffPost que no se trata de una cuestión de seguridad, sino de eficacia.

“Más que no ser seguro lo que no suele ser es efectivo”, indica Martín, quien apunta tanto a las condiciones de elaboración como a los ingredientes.

“Para crear un gel desinfectante debe hacerse en condiciones estériles y no suele darse el caso. A parte, la mayor parte de las fórmulas caseras que circulan por internet son falsas. No tienen en cuenta condiciones ni excipientes”, detalla.

El desconocimiento viene de mano del pánico creado por el virus y de que la gente desconoce que lo más eficaz sigue siento lavarse las manos con agua y jabón, y este tipo de productos no son necesarios, sino un complemento. “La gente lee una etiqueta y dice ‘lleva alcohol y aloe vera, pues lo mezclo yo en casa’ y no es así”, señala el farmacéutico.

Por otro lado, la proporción de alcohol del gel debe estar controlada. Los geles más efectivos son aquellos que tienen entre un 60% y un 95% de concentración de alcohol, según el CDC. Pero el no controlar las proporciones puede hacerlo ineficaz, además de dañar la piel de las manos si no se trata con glicerina o con un excipiente correcto.

La solución casera más fácil (y barata) para protegerse del coronavirus sigue siendo lavarse las manos con agua y jabón.