29/11/2019 10:52 CET | Actualizado 29/11/2019 13:34 CET

Los grandes sufridores del Black Friday

Hay empresas que llevan semanas preparadas para afrontar estos días con el mayor refuerzo de los últimos años.

Hoy es el gran día. ¡Es el Black Friday! Aunque ya llevas semanas abrumado por las ofertas que tiendas y marcas llevan anunciando por todos los lados.

El consumidor espera ansioso —ilusionado incluso— estas fechas, lista en mano, para aprovechar la oportunidad de cambiar ese electrodoméstico que empieza a dar problemas, comprar regalos de Navidad y ahorrarse un dinero en ello, o darse ese capricho con el que lleva meses soñando.

Pero… ¿cómo lo viven los que están al otro lado? ¿Qué pasa con los dependientes de las tiendas, con el personal de atención al cliente de las marcas, con el equipo de soporte técnico de las tiendas online y con las brigadas de mensajeros, carteros y el personal de logística que después tendrán que entregar todas esas compras?

Ellos saben que se avecinan días locos en los que acabarán cansados, saturados y con necesidad de marcharse a un balneario para recuperar la energía perdida. Porque si el Black Friday de 2018 fue abrumador… las predicciones este año apuntan a que este año las ventas crecerán y con ello su nivel de estrés y ansiedad.

Empresa prevenida, vale por dos

Según las previsiones de los expertos, el volumen de paquetes gestionados crecerá este mes un 34% y en diciembre un 25% respecto al año pasado, debido al impacto —y el éxito— de los grandes días de rebajas del comercio online y al inicio de la campaña de Navidad, que cada año se adelanta más, aprovechando el Black Friday y el Cyber Monday.

El día 2 —el lunes después del gran fin de semana de las compras— será el día mundial del repartidor… Las ciudades serán un ir y venir de furgonetas, motos o bicicletas dejando paquetes aquí y allá, sin prisa pero sin pausa para evitar retrasos o pérdidas.

Una de las compañías que espera esta avalancha de trabajo es, como no podía ser de otra manera, Correos. Y para afrontar estos días llevan preparándose desde hace un tiempo con el fin de ofrecer el servicio con la máxima calidad y entregar los envíos en los plazos pactados. Para ello ha invertido en tecnología, equipamiento, transporte, organización, logística y plantilla, contratando a 3.000 personas hasta final de campaña.

Ya sea con el reparto de carteros, en las oficinas de correos o en los puntos de recogida Citypaq, Correos está listo para asumir el reto de los días más consumistas del año.