POLÍTICA
18/03/2021 15:47 CET

Qué pasa con la ley de Vivienda, el nuevo escollo en el Gobierno de coalición

Iglesias dice que el proyecto de Ábalos no cumple con el acuerdo del Ejecutivo mientras que el ministro de Transportes y Calvo lo defienden.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

La Ley de Vivienda se ha convertido en otro escollo en el Gobierno de coalición. Unidas Podemos y PSOE vuelven a chocar por este proyecto de ley, que incluye la regulación de los alquileres. Se trata, seguramente, del último pulso del aún vicepresidente Pablo Iglesias dentro del Ejecutivo. 

La propuesta de Transportes no incluye la fijación de un límite a los precios del alquiler. En concreto, propone una serie de rebajas en el IRPF para los propietarios que firmen contratos de arrendamientos a precios más bajos. 

Pero a los morados no les parece suficiente. Iglesias ha advertido este jueves de que el pacto sobre vivienda que había ya en el seno del Gobierno de coalición está para cumplirse y no permitirá la falta de respeto a los ciudadanos. “Lo que se firma, se cumple”, ha aseverado. 

Hay que ser cristalinoPablo Iglesias

Iglesias ha afirmado que “un Gobierno no es de izquierdas cuando incumple los compromisos de izquierdas firmados ante la ciudadanía”. “Ahora que se habla de los compromisos en vivienda quiero ser cristalino, cuando se firma un acuerdo de Gobierno, el acuerdo está para cumplirse, porque no cumplir un acuerdo de Gobierno que se firmó ante los cuidadnos es faltar al respeto a los ciudadanos; Unidas Podemos no va a consentir que se falte el respeto”. Además, ha insistido en que se firmó “un acuerdo para regular los precios de los alquileres”.

“Hay dos razones fundamentales para que este acuerdo se cumpla: respetar a la gente que nos vio en público firmar ese acuerdo y, segundo, es una necesidad porque es indecente que haya familias españolas que tengan que soportar como el 60 o 70% de sus ingresos van pagar los alquileres”, ha aseverado.

Para el vicepresidente segundo, “la libertad en una sociedad democrática no es la libertad de imponer alquileres abusivos, no hay libertad si una familia no puede acceder a una vivienda digna y decir esto es cerrar filas con un principio constitucional”. “La vivienda no es solamente un bien de mercado, es un derecho y lo que se firma se cumple”, ha concluido.

Si todos respetamos el acuerdo, no habrá ruidos, ni tensionesIrene Montero

En esta línea, la ministra de Igualdad, Irene Montero, también ha avisado al PSOE de que lo que se firma es palabra sagrada”, de manera que “no se puede incumplir un acuerdo de gobierno que supone la esperanza para millones de españoles”, por lo que confía en que los socialistas van a “rectificar”, porque de lo contrario estaría “incumpliendo” y cambiando de socio, “con el apoyo del PP”. “Si todos respetamos el acuerdo, no habrá ruidos, ni tensiones”, ha zanjado.

Ábalos dice que “hay espacio para converger”

Por su parte, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha afirmado también este jueves que hay “espacio para converger” con sus socios de Gobierno en este nuevo proyecto, ya que no está “culminado y seguimos discutiendo” al tiempo que ha señalado que no da “por liquidadas” las negociaciones.

En esta línea, Ábalos ha remarcado que no se trata “solo de cumplir acuerdos” sino también “de llegar a acuerdos con el socio de gobierno”. “Compartimos objetivo, pero cuestión distinta es que podamos discrepar en los instrumentos, por lo que no hemos acabado ni estamos ante un debate cerrado”, ha trasladado para añadir que el PSOE “estamos en conseguir una forma de bajar los precios pero sin desanimar la oferta”.

Se trata de distribuir los beneficiosJosé Luis Ábalos

A preguntas de los periodistas en Almería, ha indicado que siempre “hemos tenido voluntad” de “cumplir el acuerdo de gobierno que hablaba de influir en el los precios de los alquileres en las zonas tensionadas” pero ha defendido que, a su juicio, se trata de “distribuir los beneficios, de equilibrar cuestiones, y no de someter a nadie”.

“Yo sé que es una política muy socialdemócrata pero uno es así y hay que equilibrar para poder atender los intereses generales”, ha señalado después de que desde Unidas Podemos han cuestionado la propuesta socialista que pasa por aumentar el nivel de desgravaciones fiscales en el IRPF a los propietarios, hasta un 90%, para formalizar un nuevo contrato con menor renta y no fija un tope a los precios de alquiler.

El ministro ha lamentado que se esté “simplificando” o que las medidas propuestas “no estén teniendo la comprensión o difusión adecuada” y ha remarcado que se trata de “beneficios sociales sobre las rentas, no de impuestos de sociedades o fondos de inversión”. “Estamos hablando de personas que también hay que sumar”, ha dicho en alusión a los propietarios arrendadores.

En esta línea, ha explicado que las deducciones fiscales “hoy en día ya existen” y que lo que se persigue es que “estos beneficios fiscales sean más progresivos, no generalizarlos”. “Se trata de mejorarlos progresivamente en función del compromiso que se adquiera con precios asequibles al alquiler”.

Ábalos ha detallado que en la propuesta que critican desde Unidas Podemos “no sólo” se recogen incentivos fiscales, sino que también prevé que “determinados contratos que no finalizan no puedan aumentar precio, o limitaciones a los precios de los nuevos contratos”. También ha insistido en que “hay espacio para converger” porque, según ha dicho, “estamos planteando medidas a la vanguardia de Europa y de lo más progresista”.

El ministro ha concluido asegurando que él “no da por liquidadas” las conversaciones con el socio en el gobierno de coalición “y pienso que ellos tampoco las darán por liquidadas porque creo en la mejor voluntad por su parte”.

“Seguimos discutiendo, no hay un proyecto culminado y tenemos pendientes más reuniones para intentar llegar a acuerdos. Tenemos el mismo objetivo y el mismo compromiso de poner fin a la escalada especulativa y al abuso en el alquiler aunque podamos discrepar en el cómo”, ha finalizado.

El “día a día” de un Gobierno de coalición

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, también se ha pronunciado ante la prensa sobre el tema. Ha sostenido que la ausencia de una regulación sobre alquileres en la ley de vivienda no incumplirá el acuerdo con Unidas Podemos. “Cumplir los acuerdos de gobierno es sentarnos a trabajar sobre los contenidos, eso es estar ya cumpliéndolos”, ha argumentado Calvo. 

La también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática ha descartado que las diferencias sobre la ley de vivienda puedan llevar a una ruptura entre los socios, ya que no son más que “el día a día de una coalición de gobierno”. 

Consulta aquí qué decía sobre la vivienda el acuerdo de coalición de UP y PSOE

NUEVOS TIEMPOS