INTERNACIONAL
26/08/2021 15:56 CEST | Actualizado 27/08/2021 19:56 CEST

Matanza del Estado Islámico en Kabul con 170 muertos en dos atentados suicidas

EEUU confirma la muerte de 13 de sus soldados. Los militares españoles están bien.

WAKIL KOHSAR via Getty Images
Un ciudadano traslada a un herido de gravedad

Al menos 170 personas, 13 de ellas militares estadounidenses, han muerto y un más de 200 han resultado heridas en un doble atentado suicida reivindicado por el Estado Islámico este jueves en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul.

“Hoy es un día duro”, ha explicado el general Kenneth ‘Frank’ McKenzie, comandante del Comando Central de EEUU, y ha reconocido que en el atentado han participado dos suicidas y varios individuos armados más que abrieron fuego tras las detonaciones.

Minutos después de su intervención, varias horas después de las explosiones, el Estado Islámico ha reconocido su autoría en sus canales de internet. 

En el enclave atacado se agolpan desde hace días miles de personas que esperan ser evacuadas de Afganistán tras la llegada al poder de los talibán, acérrimo enemigo del Daesh. El 31 de agosto es la fecha límite marcada por el gobierno fundamentalista para que EEUU y el resto de países extranjeros salgan de la ciudad.

“Podemos confirmar una explosión junto al aeropuerto de Kabul”, ha afirmado poco antes de las 17:00 (hora española) en Twitter el portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby. Inmediatamente ha añadido nuevas informaciones, con la segunda explosión registrada cerca de la puerta Abbey y del Hotel Baron. 

La Embajada norteamericana en Kabul ya había lanzado el miércoles una alerta en la que recomendaba irse “inmediatamente” de las principales puertas y evitar acercarse a las inmediaciones del aeródromo salvo que hubiese “instrucciones” precisas por parte de algún representante de EEUU. Varios gobiernos europeos han secundado en las últimas horas este aviso por el riesgo de atentado.

Los talibán advirtieron esta semana de que no facilitarían la llegada al aeródromo de ningún ciudadano afgano y también exhortaron a la población a abandonar la zona, aludiendo igualmente a razones de seguridad.

Photo gallery Las devastadoras imágenes que dejan las dos explosiones en Kabul See Gallery


Los militares españoles están bien

Los efectivos del Ejército español que se encuentran destacados en Kabul se encuentran bien, según ha asegurado a EFE fuentes del Ministerio de Defensa, tras una explosión registrada este jueves cerca del aeropuerto de la capital de Afganistán. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado el ataque y ha señalado que desde el Ejecutivo trabajan para “evacuar al mayor número posible de personas” de Afganistán.

“España condena rotundamente el ataque sufrido hoy en el aeropuerto de Kabul”, ha expresado Sánchez en un mensaje publicado en la red social Twitter, recogido por Europa Press, en el que también ha mostrado su “más sentida solidaridad con las víctimas”.

La Unión Europea ha condenado el “cobarde e inhumano” atentado y ha reclamado de nuevo vías seguras que permitan el acceso al aeropuerto de la capital de Afganistán, al tiempo que ha llamado a evitar que la situación del país asiático provoque un “resurgimiento” del terrorismo. Así se ha expresado, por ejemplo, el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, en un mensaje publicado en la red social Twitter en el que ha admitido su “preocupación” por la explosión y ha asegurado que sus pensamientos están con las víctimas y sus familias.

“Crear vías seguras al aeropuerto sigue siendo vital. Tenemos que asegurar que la inestabilidad actual no puede derivar en un resurgimiento del terrorismo”, ha añadido el belga.

“Condeno firmemente los ataques cobardes e inhumanos en el aeropuerto de Kabul”, ha afirmado por su parte la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la misma plataforma digital.

La alemana ha subrayado también que es “esencial” hacer “todo lo posible” para garantizar la seguridad de las personas que se encuentran en el aeropuerto y ha enfatizado que “la comunidad internacional debe trabajar de la mano para evitar un resurgimiento del terrorismo en Afganistán y otros lugares”.

En una línea similar se ha pronunciado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, para quien es “vital” garantizar la seguridad en el aeropuerto de la capital afgana. “Los países de la UE deben encontrar la fuerza para traer a ciudadanos europeos y a aquellos que sientan amenazada su seguridad”, ha remarcado el italiano.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha condenado el “horrible” atentado y ha asegurado que la “prioridad” de la alianza sigue siendo “evacuar a la mayor cantidad de personas a un lugar seguro lo antes posible”.

“Condeno firmemente el horrible ataque terrorista fuera del aeropuerto de Kabul. Mis pensamientos están con todas las víctimas y sus seres queridos”, ha escrito el noruego en un mensaje publicado en la red social Twitter.

“Nuestra prioridad sigue siendo evacuar a la mayor cantidad de personas a un lugar seguro lo antes posible”, ha añadido el secretario general de la Alianza Atlántica.

Estado Islámico Provincia de Jorasán

Con los talibán ya prácticamente al mando del país, la principal amenaza ahora deriva de Estado Islámico, que se hace llamar en Afganistán Estado Islámico Provincia de Jorasán. El nombre alude a una región histórica que a día de hoy se reparte entre Afganistán y Pakistán y su objetivo es compartido con otras organizaciones afines: imponer una estricto régimen bajo la ‘sharia’ o ley islámica.

El grupo, surgido en enero de 2015, se nutre de una amalgama de talibán afganos y paquistaníes. Sus doctrinas son incluso más duras con los talibán, a los que consideran herejes y a quienes recriminaron el acuerdo de paz sellado en febrero de 2020 con el entonces Gobierno de Estados Unidos, encabezado por el Donald Trump, punto de partida del repliegue extranjero.

En los últimos años, Estado Islámico Provincia de Jorasán ha sufrido varias derrotas militares y la detención de algunos de sus principales líderes, pero ha terminado creciendo al albor del caos en que se ha visto sumido Afganistán y ha seguido perpetrando atentados, también en Kabul. Entre sus objetivos figuran desde autoridades locales y fuerzas extranjeras.