Rusia simula el lanzamiento de misiles nucleares en el Mar Báltico, rozando territorio OTAN

El punto elegido roza las fronteras de Polonia y Lituania.
Vista aérea de un bombardeo ruso
Vista aérea de un bombardeo ruso
Handout . via Reuters

Más y más presión internacional. Rusia realizó el miércoles un simulacro de ataque con misiles con capacidad nuclear en el Báltico, en su ciudad de Kaliningrado. La importancia del punto elegido reside en que es un enclave estratégico, situado entre Polonia y Lituania y alejado del resto del territorio ruso. O lo que es lo mismo, a las puertas de la Unión Europea y la OTAN, otra vez.

Los ejercicios, anunciados por el Ministerio de Defensa ruso y recogidos por la agencia AFP, han involucrado a más de 100 militares. En ellos, Moscú reconoce haber practicado “lanzamientos electrónicos” de misiles balísticos móviles Iskander.

Los objetivos simulados en este punto costero del Báltico fueron aeródromos, otro tipo de infraestructuras y arsenales de armamento nuclear. The Moscow Times añade que las maniobras contemplaban también practicar “acciones en condiciones de radiación y contaminación química”.

Los movimientos rusos muy cerca de territorio UE y OTAN han sido una constante antes y, especialmente, desde que comenzó la guerra.

Aunque esto ha sido un simulacro, Moscú ya se ha dejado notar con aviones muy cerca del espacio aéreo aliado o con bombardeos en ciudades ucranianas casi limítrofes con Polonia, como Lutsk o Yavoriv, con numerosos muertos. Avisos que se suman a sus amenazas contra Suecia y Finlandia ante su posible entrada en la alianza occidental y que aún perduran.