Un conductor impide que una persona con discapacidad en silla de ruedas se suba al autobús

Un conductor impide que una persona con discapacidad en silla de ruedas se suba al autobús

El suceso ha tenido lugar en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona).

Una persona en silla de ruedas
Una persona en silla de ruedasPIXABAY

Un conductor de autobús de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) ha impedido que una persona con discapacidad en silla de ruedas pueda entrar al interior del vehículo tras mantener ambos una acalorada discusión.

El suceso se ha dado a conocer a través de un vídeo publicado en la red social Twitter que acumula ya más de 200.000 reproducciones.

En la grabación se puede escuchar que tanto el conductor como la persona que intentaba acceder al autobús ya habían tenido sus más y sus menos anteriormente: “Me tienes hasta los huevos, el otro día me comí una queja por tu puta culpa, porque eres un cabrón”, le dice el conductor.

“Ahora sí que te insulto, no como el otro día”, llega a afirmar el conductor en referencia a la disputa que ya habían mantenido en el pasado.

Por su parte, la persona con discapacidad le insistía en que sacara la rampa, algo a lo que el conductor se negó aludiendo a que la misma se encontraba estropeada. En el vídeo se muestra cómo, en uno de los intentos de poner en funcionamiento la rampa, la misma sale pero vuelve a introducirse de seguida en el autobús.

La empresa encargada del autobús investiga el incidente

Según informa CatalunyaPress, el bus pertenece a la línea B14 de Santa Coloma de Gramanet, la cual está gestionada por la empresa Tusgsal. La compañía ha señalado que “está en proceso de investigación interna para esclarecer qué ha sucedido”.

Durante el intercambio de insultos, el conductor trató de marcharse con el autobús, pero el hombre que quería subir al vehículo bloqueó la entrada e imposibilitó que se fuera, algo que provocó que los gritos prosiguieran durante unos segundos más. “¡Vete a la mierda, capullo! Me tienes hasta los cojones”, insistió el autobusero a la vez que le repitió que la rampa no funcionaba.