Rusia 'pierde' su formidable arma

Rusia 'pierde' su formidable arma

Rusia informó en junio de que el “caza de ataque pesado” S-70 Okhotnik había disparado con éxito por primera vez una munición guiada contra un objetivo.

Equipos de rescate inspeccionan un edificio destruido por los ataques con aviones no tripulados rusos en la guerra en Ucrania.Metin Aktas/Anadolu Agency via Getty Images

Los medios estatales rusos informaron en junio de que el “caza de ataque pesado” S-70 Okhotnik había disparado con éxito por primera vez una munición guiada contra un objetivo terrestre. Rusia, de hecho, lleva tiempo anunciando los avances de este vehículo aéreo de combate no tripulado, un arma capaz incluso de penetrar en el espacio exterior que podría ser el futuro del armamento ruso.

Pero esta arma de alta gama ha estado aún ausente en las ofensivas rusas en la guerra en Ucrania, lo que puede indicar, según el medio Noticias de Israel, que no estaría tan avanzada en su proceso de producción como pregona la propaganda rusa.

De ser ciertos los avances, sin embargo, podría entrar en el conflicto en Ucrania en un plazo de uno a dos años, si los combates se extienden durante tanto tiempo, según indica el mismo medio. 

El Ministerio de Defensa ruso adjudicó en 2011 el diseño del Okhotnik al fabricante Sukhoi para conceptualizar un nuevo programa UCAV. Desde entonces, según añaden, una filial, la planta de aviación Chkalov Novosibirsk, en Siberia occidental, está desarrollando el arma.

El prototipo original del S-70 debutó en 2017 y en un año el UCAV realizó su primera serie de pruebas, en las que alcanzó una velocidad de 200 km/h. En 2021, el dron lanzó una bomba no guiada, señal de que se estaban haciendo progresos. La prueba de munición guiada más reciente del UCAV indica que el dron podría estar listo para volar en 2024.

Así es el S-70 Okhotnik

El S-70 puede volar a más de 900 kilómetros por hora y está desarrollado para hacerlo junto al caza Su-57 como “copiloto”. Además, está propulsado por el mismo turboventilador AL-41F que impulsa el caza ruso Su-35 Flanker y algunas de las primeras versiones del Su-57.

Este nuevo avión no tripulado cuenta con equipos de reconocimiento que incluyen radios y objetivos electro-ópticos. En cuanto al armamento, el S-70 puede transportar hasta 2.000 kilogramos de munición guiada y no guiada.

Aunque ya se sabía que el avión no tripulado iba a ser corpulento desde su concepción, la verdadera envergadura del S-70 se hizo evidente a finales de 2021, cuando un programa de televisión ruso presentó el UCAV. 

Aunque el reportero del programa de televisión afirmó que el Okhotnik es más pequeño que el caza Su-57 al que está destinado a acompañar, las imágenes del avión no tripulado indican que si hay una diferencia de tamaño, es mínima. Según los informes, el Okhotnik pesa más de 20 toneladas y tiene una envergadura de unos 65 pies, lo que lo convierte en el UCAV más grande de Moscú.

También te puede interesar...