BLOGS
17/07/2015 07:17 CEST | Actualizado 17/07/2016 11:12 CEST

Madrid VO no es transparencia municipal

carmena La transparencia no consiste en la divulgación de notas de prensa, reganiñas o "rectificables", sino en la publicación de información sobre los representantes políticos y su trayectoria profesional, el detalle de la gestión de los recursos colectivos y las herramientas para la participación ciudadana.

La apertura de Madrid Versión Original es una buena oportunidad para evaluar la gestión de la información pública de las webs municipales. Porque las nuevas corporaciones tienen ante sí un reto enorme. En cinco meses, las entidades locales tendrán que haberse adaptado a las obligaciones contenidas en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

Hemos analizado el estado de la información en las webs de 2.930 municipios españoles, alrededor del 35% del total, incluyendo todos aquellos que tienen más de 20.000 habitantes. Los resultados están disponibles en la web del proyecto de investigación sobre calidad y transparencia de la comunicación pública local.

En el mapa publicamos los indicadores de cada municipio y datos agregados. Y el panorama es desolador. De los 41 ítems que establecemos como básicos, en el rango de municipios de más de 20.000 habitantes sólo se alcanzan el 55,15% de los indicadores.

Porque la transparencia no consiste en la divulgación de notas de prensa, reganiñas o "rectificables" a interés de parte, sino en la publicación de información sobre los representantes políticos y su trayectoria profesional, el detalle de la gestión de los recursos colectivos (plan de gobierno, plan estratégico, agenda, retribuciones, presupuesto y estado de ejecución, entre otros), la información sobre la propia gestión (noticias de la corporación, perfil del contratante) y la dotación de herramientas para la participación ciudadana (seguimiento del plan estratégico, denuncias, mecanismos y reglamentos de participación o contacto directo con los representantes). Esta visión global de la transparencia está ausente del debate municipal, cuando debería ser una de las prioridades

En suma, Madrid VO es una buena idea, pero su ejecución es discutible. La información pública, abierta y libre que debe disponerse en las webs municipales no es una nota de prensa ni un "este diario se equivoca". Esto, discrepo con la opinión publicada, no es fact checking.

Si el Ayuntamiento quiere ser transparente, puede poner a disposición los cortes de vídeo y audio de las sesiones, anunciar los documentos originales en formato accesible para su tratamiento periodístico, distribuir las memorias económicas, promover la respuesta eficiente a las consultas de los periodistas, publicitar el plan de actuación municipal, entre otras medidas.

Si lo que persiguen es un mejor acceso a la información pública, no necesitan crear un blog. Basta con listar los documentos que constan en el Ayuntamiento y abrazar la publicidad activa, explicar los criterios de adjudicación de las campañas de publicidad institucional y cumplir el estándar de la legislación vigente.

En cuanto al buen gobierno, deben recuperar la idea de ejemplaridad. Confundir el derecho y la legalidad con la ética y la ejemplaridad produce monstruos argumentativos. La dimensión legal del comportamiento público es el punto de partida, pero podemos y debemos exigir más. El ejemplo modela e influye en la vida pública. El buen gobierno se cimenta sobre los hechos ciertos y veraces, no sobre la rectificación a la prensa, que ya cuenta con una ley orgánica específica.

En suma, la cultura de la transparencia no consiste en crear un "rectificable", sino en facilitar el acceso directo a la fuente, tanto para ciudadanos como para periodistas. Para los nuevos representantes locales, el estado actual de los indicadores debería ser una espoleta para mejorar la web, multiplicar la información disponible, promover la participación de los vecinos y transformar las rutinas de producción periodística con datos y hechos, no mediante notas de prensa.

Y hay esperanza. En los tres años de proyecto, hemos visto cómo los municipios que quieren y destinan recursos pueden mejorar su transparencia en poco tiempo. Bienvenido sea el blog Madrid VO, pero no se olviden de cumplir los otros 40 ítems.