La calefacción y el aire acondicionado entran en juego con la nueva ley animal

La calefacción y el aire acondicionado entran en juego con la nueva ley animal

El transporte de mascotas es uno de los puntos fundamentales que se regula en este documento.

Un perro aprovechando el aire de un ventilador durante el verano.Getty Images

La nueva Ley de Bienestar Animal entró en vigor el 29 septiembre y, desde entonces, son numerosas las cosas que han cambiado con respecto a las mascotas. Dos de las más importantes son la necesidad de contratar un seguro y la obligatoriedad de hacer un curso para todos los dueños.

Pero hay mucho más. De hecho, el artículo 59 de la nueva Ley de Bienestar Animal especifica que para transportar animales, los responsables deberán garantizar que se cumplan los siguientes requisitos: 

1.  Que los animales estén en perfectas condiciones para poder realizar el viaje.

2. Que se atienden todas sus necesidades fisiológicas y etológicas.

3. Que los animales estén protegidos de condiciones adversas y que se les mantenga con los cuidados necesarios durante el trayecto.

4. Que se les proporcione agua, alimento y periodos de descanso adaptados a su especie y tamaño.

5. Que el medio de transporte sea adecuado para evitar lesiones y sufrimiento, garantizando su seguridad.

Pero también se indica una condición más, y tiene que ver con las condiciones climáticas para el correcto transporte de mascotas: "Que el medio de transporte o contenedor, incluso si se trata de vehículo particular, dispongan de un sistema de climatización y ventilación a efectos de mantener a los animales dentro de su rango de confort, disponiendo los contenedores de manera que todos los ejemplares dispongan de las mismas condiciones climáticas y de ventilación", reza la ley.

De este modo, deberán adecuarse atendiendo a los criterios de la especie, tamaño y necesidades fisiológicas del animal. Así que cada mascota tendrá que tener espacio suficiente para evitar el hacinamiento y también garantizar la seguridad vial y la seguridad de los animales durante el transporte. 

Y, por último, la ley informa de que toda actividad profesional de transporte de animales tendrá que contar necesariamente con un plan de contingencia en el caso de que se produjese un accidente o un imprevisto que pudiese afectar a la salud de las mascotas. 

También te puede interesar...