España empieza a cobrar 7 euros a los visitantes de estos países

España empieza a cobrar 7 euros a los visitantes de estos países

Con la puesta en marcha de esta nueva medida, la Unión Europea busca fortalecer la seguridad en sus fronteras externas.

Nuevas reglas para ingresar a España desde fuera del Espacio Schengenalexandrumagurean

A partir de la primera mitad del próximo año, 2025, España va a poner en marcha nuevas regulaciones para los viajeros que ingresan en el país, incluidos aquellos procedentes de México, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Reino Unido y Japón y otros 60 países. 

Esta medida, que forma parte del Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS, por sus siglas en inglés,), un nuevo programa de autorización que requerirá que los visitantes completen una solicitud online y paguen 7 euros para obtener una autorización de viaje que será válida por 3 años o hasta la expiración de su pasaporte.

El objetivo de este nuevo programa, similar al sistema ESTA de los Estados Unidos, es el de preevaluar a los viajeros procedentes de países que actualmente no necesitan visa convencional para entrar al Espacio Schengen, pero sí que necesitarán obtener una autorización ETIAS antes de hacer su viaje al continente europeo.

La implementación del ETIAS se llevará a cabo en tres fases: una etapa transicional, una etapa de gracia y una etapa en la que el proceso será obligatorio. La fecha exacta de entrada en vigor se comunicará a través de los canales oficiales de la Unión Europea.

Mientras tanto, las reglas actuales de entrada a España seguirán vigentes, con requisitos basados en la nacionalidad del visitante y visas requeridas para ciertos países. Es esencial que los viajeros que planean visitar España o cualquier otro país del Espacio Schengen se preparen para estos cambios y verifiquen si necesitarán obtener un ETIAS para evitar inconvenientes en su viaje.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Con esta medida, según la web Cronista.comla UE busca fortalecer la seguridad en sus fronteras externas y facilitar el proceso de entrada a Europa, sin reintroducir obligaciones tipo visa pero con la necesidad de una preparación adicional por parte de los viajeros.