Winchcombe: el meteorito atrapado por la Tierra que hace sospechar a científicos

Winchcombe: el meteorito atrapado por la Tierra que hace sospechar a científicos

Impactó en 2021 y desde entonces la ciencia no ha dejado de estudiar y sorprenderse con este peculiar hallazgo espacial.

Una mujer echa un vistazo a uno de los restos del meteorito Winchcombe en el Museo de Historia Natural en Londres
Una mujer echa un vistazo a uno de los restos del meteorito Winchcombe en el Museo de Historia Natural en LondresChris Jackson / Getty Images

Hace menos de dos años, los satélites de Reino Unido encontraron 'algo' interesante. Era un 28 de febrero y en el cielo británico apareció una bola de fuego. Poco después, esa bola impactó contra el suelo y dejó un souvenir espacial de 319,5 gramos. Su caída contra la superficie de Winchcombe, en Gloucestershire, dio nombre a este meteorito que la ciencia ha estudiado a fondo.

Como explica National Geographic, en tan solo siete días desde su impacto, se rescataron más de 531 gramos de material espacial, lo que hizo de este meteorito uno de los más claros ejemplos para analizar su composición. Y con estos trabajos, retroceder millones de años en la historia del sistema solar.

A lo largo de sus estudios, los científicos encontraron que alrededor del 11% de su peso correspondía con el agua encerrada en los minerales que lo conformaban, algunos de los cuales se formaron en el asteroide del que procede durante las primeras etapas del sistema solar, añade el citado medio. 

Pero en un artículo publicado en la revista Science Advances, los investigadores añadían que la composición de su agua era muy similar a la de los océanos de la Tierra. En su interior también se encontraron los aminoácidos que constituyen el ADN, dos descubrimientos que daban un giro a las teorías que defienden que los asteroides carbonosos pudieron jugar un papel crucial en el surgimiento de la vida en la Tierra al traer estas moléculas a nuestro planeta tras su formación.

Avances para comprender un meteorito del que se estima que pudo formar parte durante millones de años de un gran asteroide que orbitaba entre las órbitas de Marte y Júpiter. Y, como añade el artículo de Science, este gran cuerpo pudo sufrir una colisión hace en torno a 300.000 años que lanzó a Wincombe hacia la órbita de la Tierra.

Los científicos también estiman que en el momento de su formación esta roca pudo pesar cerca de 30 kilogramos, y que ha permanecido en órbita alrededor del Sol hasta ser atrapado recientemente por la gravedad terrestre. 

Después de su impacto y su hallazgo en La Tierra, ahora el meteorito Winchcombe está expuesto entre tres espacios: el Museo de Historia Natural de Londres, el Museo Winchcombe y la galería de arte The Wilson Cheltenham.

Related