Los derechos de las mujeres son moneda de cambio para Feijóo

Los derechos de las mujeres son moneda de cambio para Feijóo

El líder del PP usa a Vox como excusa para llevar a cabo recortes en derechos. Pero no engañan a nadie, son lo mismo.

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, en Génova.
Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, en Génova.SOPA Images

Lo primero que hizo Feijóo, tras ser elegido presidente del PP, fue blanquear, pactar y permitir que entrase la ultraderecha de Vox en el Gobierno de Castilla y León. Era la primera vez que esto ocurría en una región en toda Europa y fue duramente criticado por la derecha europea moderada y centrada.

No, el líder del PP nunca tuvo nada de moderado, por mucho que los medios de derechas traten de fijar esa idea. Feijóo conocía perfectamente que un gobierno del PP con la ultraderecha supondría que las mujeres perderían derechos y libertades, que retrocederían décadas, pero le dio igual, porque los derechos de las mujeres son moneda de cambio para el PP.

En Andalucía Moreno ha impulsado un tejido asociativo antiabortista a través de ayudas públicas y Feijóo ha estado apoyando desde la Xunta de Galicia, durante 13 años, a asociaciones antiabortistas
Miguel Ángel Heredia, senador del PSOE.

Era solo cuestión de tiempo que ocurriese y ocurrió. El 12 de enero el vicepresidente de Vox de Castilla y León anunciaba las nuevas medidas en su comunidad en contra del aborto que dijo haber pactado con el PP. Medidas como la obligación de los profesionales sanitarios de ofrecer la escucha del latido fetal o una ecografía 4D. Así Vox y PP pretenden amedrentar y machacar a las mujeres que se enfrentan a una decisión tan difícil como interrumpir voluntariamente su embarazo.

El presidente de Castilla y León ha tratado de quitarle importancia a la cuestión, pero no cuela, porque el PP y Vox comparten el mismo ideario respecto a los derechos de las mujeres. De hecho, Juanma Moreno, el presidente andaluz del PP, ha impulsado en Andalucía un tejido asociativo antiabortista a través de ayudas públicas y Feijóo ha estado apoyando desde la Xunta de Galicia, durante 13 años, a asociaciones antiabortistas.

Y ahora Feijóo guarda silencio ante la cuestión, mostrando falta de valentía y escasa talla política. Pero su silencio no es casual: Es cómplice porque usa a Vox como excusa para llevar a cabo recortes en derechos. Pero no engañan a nadie, son lo mismo. De hecho el PP sigue manteniendo recurrida la ley del aborto ante el Tribunal Constitucional y presentan en Cortes Generales enmienda a la totalidad y veto al conjunto de la ley.

Señor Feijóo, ¿el modelo de democracia que quiere el PP para España es el del vicepresidente de Castilla y León? ¿Con esta gente quiere usted gobernar en todo nuestro país?
Miguel Ángel Heredia, senador del PSOE.

Las libertades y derechos de las mujeres son una prioridad para los socialistas. Por ello el Gobierno de Pedro Sánchez actuó de inmediato para protegerlas de esta tropelía y el domingo 15 de enero aprobó un requerimiento instando al Gobierno de Castilla y León a abstenerse de aprobar y aplicar medidas que vulnerasen lo recogido en la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Además advertía que utilizaría todos los mecanismos establecidos en el ordenamiento jurídico para defender los derechos de las mujeres.

Señor Feijóo, ¿el modelo de democracia que quiere el PP para España es el del vicepresidente de Castilla y León? ¿Con esta gente quiere usted gobernar en todo nuestro país? La respuesta es sí; porque ha convertido a esta región en laboratorio de pruebas de su modelo político para exportarlo a toda España si ambos partidos suman.

Las mujeres de nuestro país observan con preocupación y miedo los retrocesos en derechos que está impulsando PP y Vox, pero tienen el compromiso del PSOE y del Gobierno de España de hacer todo lo que está en su mano para que las mujeres no vean comprometidos sus derechos y para continuar avanzando en igualdad y en libertad.