Sánchez anuncia 20.000 viviendas públicas más en terrenos del Ministerio de Defensa
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Sánchez anuncia 20.000 viviendas públicas más en terrenos del Ministerio de Defensa

El presidente del Gobierno, ante Feijóo, anuncia "la mayor promoción de vivienda pública y alquiler asequible de las últimas décadas". 

Un Pedro Sánchez en modo electoral se ha sacado de la chistera un nuevo anuncio y, otra vez, en materia de vivienda. El presidente del Gobierno, en su intervención en el Senado ante el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado para anunciar la construcción de 20.000 nuevas viviendas en terrenos propiedad del Ministerio de Defensa a través de la empresa pública SEPES (Sociedad Pública Empresarial de Suelo). 

Viviendas que, según ha dicho, se sumarán a las 50.000 de la Sareb, anunciadas hace tan sólo unos días, y a las 43.000 que se financiarán a través del ICO. En total, 113.000 viviendas más. "Para nuestros jóvenes y para las familias que no pueden pagarse un piso y un alquiler", ha dicho Sánchez, que ha calificado este movimiento como "la mayor promoción de vivienda pública y alquiler asequible de las últimas décadas". 

"En total, si tenemos en cuenta las viviendas ya proyectadas por el Ministerio de Agenda Urbana en su Plan de Vivienda, en los próximos años vamos a habilitar 183.000 pisos protegidos a precio asequible", ha agregado. 

Poco antes de este anuncio, Sánchez ha reconocido que en España "la vivienda es un lujo", que "los alquileres están por las nubes" y que "la oferta escasea en muchísimas zonas". "La mayoría de los ciudadanos tienen complicado pagar una hipoteca o un alquiler, o ahorrar para una entrada. Esto está impidiendo que la gente joven se pueda emancipar a edades homologables a la media europea". 

El presidente del Gobierno ha lamentado que el anterior Gobierno, del PP, apenas proyectara 1.600 viviendas públicas, por lo que ha sacado pecho de multiplicar por 115 este número y "en un contexto completamente distinto". Un "empeño ambicioso" que Sánchez considera "sorprendente" que los gobiernos autonómicos del PP no promovieran. "Sólo dos viviendas cada tres días. Ni siquiera una cada día. Ahí está el compromiso con el derecho a la vivienda de la derecha española", ha aseverado. 

Sánchez ha recordado que el porcentaje de vivienda pública es "un sonrojante" 3% y que su idea es llegar al 9% de vivienda pública. 

En 'modo electoral'

Durante su alocución, de más de una hora y que ha provocado los lamentos y las quejas de los senadores del PP, que han interrumpido en varias ocasiones al presidente; Sánchez ha vuelto a hacer uno de sus ejercicios favoritos: contrastar el modelo de su Gobierno con el "neoliberal" que aplicaron los populares tras la crisis financiera del 2008. 

Un modelo, el del PP, que Sánchez ha calificado de "legado de cenizas" que provocó "consecuencias calamitosas en la clase media y trabajadora", así como "una fuerte erosión en el poder adquisitivo de la mayoría de españoles". "Durante el mandato del PP, los salarios reales de la clase media y trabajadora cayesen un 5,8% a pesar de que la inflación, en algunos años, llegó a ser negativa. Mientras, el número de mega-ricos aumentó en un 73%", afirma. 

Frente a esto, Sánchez ha vuelto a sacar pecho de sus medidas sociales, entre las que ha rescatado la subida del Salario Mínimo y la reforma laboral. Pero también los 45.000 millones del "escudo social", aunque ha admitido que "hay algunas ayudas que no llegan" y que "hay muchísimo trabajo por hacer", por lo que tiene "el empeño de seguir haciéndolo". 

En ese sentido, con traje electoral, Sánchez se ha comprometido en combinar creación de empleo y mejora de condiciones laborales, así como crecimiento económico y preservación del medio ambiente. "Se puede tener todo a la vez, queremos alcanzarlo todo a la vez. Es el compromiso y el objetivo para los próximos años", ha asegurado. 

MOSTRAR BIOGRAFíA

Jefe de Política de El HuffPost