Contundente sentencia para los piratas del aceite de oliva

Contundente sentencia para los piratas del aceite de oliva

La Audiencia Nacional ha condenado a tres varones por irregularidades y adulteración del producto vendido entre 2027 y 2018.

Audiencia Nacional de EspañaEuropa Press via Getty Images

Los precios de la garrafa de aceite de oliva virgen y virgen extra en nuestro país continúan por las nubes dos años después de que comenzara a incrementarse el precio por distintos factores: guerra en el este de Europa, inflación desmedida en todos los aspectos, etc.

Todos estos condicionantes han provocado que desde entonces se hayan producido infinidad de 'piratería' con el aceite: robos, mezclar un aceite de buena calidad con otros refinados y de mucha peor calidad, cambiar etiquetados, etc.

Pero aunque estos casos comenzaron a salir a la luz en los últimos años, no han sido los primeros en cometer un delito relacionado con este asunto, ya que la Audiencia Nacional ha condenado a tres hombres a penas de entre 3 años y medio y 4 años y 9 meses de cárcel por vender como aceite de oliva virgen extra una mezcla compuesta en un 70% por aceite de girasol entre 2017 y 2018.

De acuerdo con la decisión de los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, los tres individuos son acusados por delitos de falsedad en documento mercantil cometido por particular, otro contra la propiedad intelectual y finalmente, otro de estafa. Asimismo tendrán que devolver a todos los damnificados el mismo importe que les defraudaron.

Aceite adulterado "de Jaén"

El plan que tramaron, y que les terminó por salir bien, pretendía obtener un enriquecimiento injusto, y por el cual los acusados vendieron a varios intermediarios las garrafas de cinco litros de aceite etiquetadas como aceite de oliva virgen extra que, realmente, eran una mezcla.

El modus operandi llevado a cabo por los criminales, era el de vender estar garrafas a un importe inferior al del mercado, logrando lucrarse con la diferencia de precio por cada litro de virgen extra.

Para ello, a partir del 2017 comenzaron a poner en venta garrafas de cinco litros de la marca "Bellum Olei", inventada por ellos mismo y que no existió nunca realmente. Pese a ello, pusieron que el aceite de oliva virgen extra provenía de Jaén, algo totalmente ilegal al ser un 70% aceite de girasol.

También te puede interesar...