La Guardia Civil alerta de los piratas del sistema anticontaminación en las carreteras

La Guardia Civil alerta de los piratas del sistema anticontaminación en las carreteras

A través de sistemas instalados en los vehículos de gran tonelaje evitan tener que repostar este obligatorio aditivo que minimiza la emisión de gases contaminantes. 

La boquilla de la bomba de gas de un Volkswagen Tiguan TDI se llena con diésel.Getty Images

La Guardia Civil ha detectado el aumento de camiones que anulan el sistema anticontaminación: el AdBlue. Este fraude, que afecta directamente al medio ambiente, consiste en la instalación de emuladores del sistema de tratamiento de gases del escape que simulan un correcto funcionamiento. 

Así, valiéndose de sistemas instalados en los vehículos de gran tonelaje, camioneros y empresas de transporte evitan tener que repostar este obligatorio aditivo que minimiza la emisión de gases contaminantes, con su consiguiente ahorro económico, según ha publicado el medio Información

También, burlan el costoso mantenimiento de los camiones equipados en su tubo de escape con un catalizador del tipo SCR (Selective Catalytic Reduction), los diésel. Este es un dispositivo que reduce drásticamente los gases contaminantes producidos por la combustión del gasóleo, en particular los óxidos de nitrógeno (NOx).

El sistema SCR

El sistema SCR consiste en la inyección de AdBlue, que se reposta en la gasolinera en un surtidor específico y que contiene un 32,5% de urea pura en agua desmineralizada, en el catalizador de los vehículos para que se produzca una reacción química en la que desaparece el NOx (reconocido gas contaminante) y a cambio se obtiene N2, H₂O y CO₂, según ha explicado el mismo medio. 

Un sensor en el escape mide estas emisiones. Así, cuando detecta que supera los niveles correspondientes, el sistema avisa al conductor y reduce en un 40% el par motor del vehículo. Si la emisión continúa, el sistema hace que el arranque del vehículo se bloquee y no pueda circular.

Sin embargo, se está detectando un alto número de camiones equipado con unos "emuladores" que controlan el protocolo de comunicación en el vehículo y anulan el sistema de reducción de emisión de gases (SCR), de manera que funciona emitiendo como si fuera un camión de mucha más antigüedad y desactiva los sistemas de involución. 

El consumo de AdBlue depende de la potencia utilizada por el camión, de manera que a mayor esfuerzo mayor emisión y, por lo tanto, mayor necesidad de disminuirla.

Este aditivo que echa al gasoil es obligatorio para cumplir con la normativa europea relativa a la emisión de gases contaminantes en camiones con motor diésel, y funciona como un sistema post-tratamiento para minimizar las emisiones generadas tras la combustión, según ha informado el mismo medio. 

También te puede interesar...