BLOGS
12/04/2018 07:33 CEST | Actualizado 12/04/2018 07:33 CEST

La lectura se estanca en España y quienes leen avanzan hacia formatos digitales

Getty Images/iStockphoto

Por Teresa M. Peces

Casi cuatro de cada diez personas no lee nunca o casi nunca un libro, mientras que una de cada cuatro obras leídas son digitales, pero de ellas ocho de cada diez son piratas, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros. Estas son las claves de un panorama complejo

La lectura de libros en España prácticamente se estanca y los que leen avanzan imparables hacia formatos digitales. El país, con un 65,8%, sigue por debajo de la media europea en índices de lectura, situada en el 73% . Así lo confirma el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2017, presentado este 18 de enero por la Federación de Gremio de Editores de España (FGEE) y la Secretaría de Estado de Cultura, en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid.

En el primer caso se ha pasado de un 63% de índices de lectura, en 2012, a 65,8% en 2017, es decir, personas que al ser consultadas dicen haber leído al menos un libro al año; en el segundo caso, lecturas en formato digital, el salto ha sido muy grande porque de 11,7% se pasó al 27%. Esos resultados indican, además, que uno de cada cuatro libros leídos son en formato digital, de los cuales ocho de cada diez son ilegales, piratas.

El 76,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital.

Después de cinco años de ausencia, por motivo de los ajustes económicos por la crisis económica que ha sufrido el país, ha vuelto a publicarse este Barómetro elaborado por la FGEE y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que quieren que vuelvan a su rutina anual.

El 76,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital. La lectura de libros en este formato es menor que la de prensa o redes sociales, pero en cinco años ha crecido de forma significativa del 11,7% en 2012 al 27,2% en 2017. La lectura en smarthphones o tabletas ha sido una de las cuestiones más analizadas en este informe, ya que durante los últimos años se ha observado una enorme variación en las formas de lecturas de los ciudadanos españoles. Daniel Fernández, presidente de la FGEE, aseguraba en la presentación que "este barómetro me deja una sensación agridulce: da la sensación de que el índice de lectura va mejorando, pero no sé si la lectura ha progresado porque una buena parte de lo que se lee en Internet, que también es lectura, está lejos de realizarse de la forma reposada y meditada que necesita un libro".

Según los datos aportados, el número de lectores total se sitúa en el 94,7% de la población, si nos referimos solo a libros el porcentaje de lectura, al menos una vez en el trimestre, es el 65,8%. Las mujeres leen más libros, revistas y redes sociales; los hombres más prensa, cómics, webs, blogs y foros online.

El 80% de los libros digitales se obtuvieron de forma gratuita y sólo un 29,5% de los entrevistados han señalado que obtenían los libros digitales previo pago

Sin embargo, una sombra negra sigue oscureciendo el panorama de la lectura digital: el 80% de los libros digitales se obtuvieron de forma gratuita y sólo un 29,5% de los entrevistados han señalado que obtenían los libros digitales previo pago. La piratería sigue siendo una cuestión pendiente a resolver por parte de las instituciones y de los editores y, de hecho, es uno de los objetivos de la actual campaña de fomento de la lectura "Leer te da vidas extra", que ha desarrollado una iniciativa propia respecto a este tema bajo el título: "No piratees tu futuro".

A pesar de que los datos siguen una progresión positiva, todavía hay casi un 40% de la población "inmunes a los encantos del libro", como definió Daniel Fernández. Personas que confiesan que no leen porque no les gusta o, simplemente no les interesa. Sobre esa población, comentaba en la presentación Oscar Sáenz de Santamaría, director general del Libro e Industrias Culturales, hay que incidir con mayor entusiasmo porque "una sociedad lectora es una sociedad más desarrollada".

Getty Images

La prescripción digital

Otra de las cuestiones que ha puesto de manifiesto este informe es la forma en la que los lectores buscan sus próximas lecturas: sigue estando en primer lugar las recomendaciones directas de amigos o familiares, pero la gran novedad es que ahora, a la hora de comprar sus libros consultan webs especializadas o comentarios en Redes Sociales, lejos quedan las recomendaciones de expertos o los suplementos de cultura de los periódicos.

La literatura sigue encabezando la lista de los géneros de libros que se leen, a muy larga distancia del ensayo o libros prácticos y el idioma en el que se lee es definitivamente en español.

Compra de libros

El Barómetro también analiza la compra de libros en España. Según los datos del informe, el 61,3% de los españoles mayores de 14 años compró libros a lo largo de 2017, lo que supone un incremento de compradores respecto a 2012 (55,4%), si bien estos compraron un menor número de libros, 9,4 frente a los a la medida de 10,3 libros de 2012.

El libro más comprado y más leído, ha sido Patria, de Fernando Aramburu, seguido de El Guardián invisible, de Dolores Redondo y Los pilares de la Tierra, de Ken Follet.

Lectura por edades

Una de las innovaciones que aporta este nuevo Barómetro es el análisis de la lectura por franjas de edad. El 99,6% de los niños entre 10 y 14 años y el 92% de los niños y jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 18 años son lectores de libros, sin embargo, este porcentaje desciende al 58,6% en los adultos mayores de 18 años.

En la primera etapa domina la lectura del papel frente al soporte digital, sin embargo, este porcentaje aumenta conforme crecen los lectores.

Las bibliotecas aprueban con nota

Un notable alto ha sido la calificación que han dado los ciudadanos al servicio que ofrecen las bibliotecas. Lo consideran muy positivo y la nota media obtenida es de un 8,23. Sin embargo, tan solo el 31,9% reconoce que ha acudido a ellas, y el 28,3% lo hace de manera frecuente, esta baja asistencia tiene su explicación en la falta de dotación de novedades editoriales para préstamo que se han producido en los últimos años con los recortes económicos.

En conclusión, y según palabras de Daniel Fernández, presidente de la FGEE "vamos por buen camino, pero aún faltan muchos matices por desarrollar".

Principales conclusiones del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2017

—Se incrementa el número de lectores de libros en España hasta el 65,8%. El 59,7% de los españoles lee por ocio en su tiempo libre, al margen de por trabajo o estudios.

– Las mujeres leen más libros, revistas y redes sociales. Los hombres más prensa, cómics, webs, blogs y foros online.

– La falta de tiempo sigue siendo el principal argumento de los no lectores para explicar su falta de hábito (47,7%).

– Madrid sigue siendo la comunidad con mayor índice de lectores. Navarra, La Rioja, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía son las comunidades autónomas que desde 2011 registran un mayor crecimiento de la lectura de libros en tiempo libre.

– El 76,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital, 18 puntos más que en 2012. La lectura de libros en formato digital es menor que la de prensa o redes sociales, pero crece de manera significativa: del 11,7% de 2012 al 27,2% en 2017.

– El 40,3% de la población sólo lee en papel, mientras que un 20% ya lee libros en su tiempo libre en soporte digital.

– El lector digital es un lector más intensivo, lee una media de 16,7 libros al año, frente a los 11,6 del lector que sólo lee en papel.

– La lectura en menores tiene un gran protagonismo. El 80% de los jóvenes entre 10 y 14 años son lectores frecuentes. A partir de entonces se reduce el porcentaje de lectores y crece el peso de la lectura digital.

– El 80% de los libros digitales se obtuvieron de forma gratuita. Únicamente un 29,5% de los entrevistados señalaron que obtenían libros digitales pagando por ellos.

– Aumenta ligeramente la proporción de compradores de libros (61% frente al 56% anterior) pero disminuye la compra media, de 10,9 libros frente a 9,4 libros. Los compradores prefieren acudir a las librerías para ello.

—Mejora la valoración de las bibliotecas en prácticamente todas las comunidades, pero desciende el servicio de préstamo.

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA