INTERNACIONAL
12/06/2012 22:01 CEST | Actualizado 12/06/2012 22:03 CEST

Clinton acusa a Rusia de enviar helicópteros militares a Siria

EFE

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ha asegurado que Rusia está enviando helicópteros militares a Siria, y consideró que Moscú “miente claramente” cuando asegura que su venta de armas al país no agrava el conflicto.

“Estamos preocupados por la última información que tenemos, de que hay helicópteros de combate de camino a Siria desde Rusia, lo que hará que el conflicto se agudice dramáticamente”, ha dicho Clinton en un foro organizado por el centro de estudios Brookings.

Clinton ha explicado que Rusia ha asegurado que los envíos de armas y otros equipos militares a Siria no están relacionados con los problemas internos de Siria.

Estados Unidos considera crucial el papel de Rusia en la búsqueda de una solución internacional al conflicto sirio, y especialmente en su intento de convencer al presidente sirio, Bachar el Asad, de que ceda el poder al vicepresidente.

La persistencia de la violencia en Siria pone en entredicho la efectividad del plan de paz del enviado de la ONU Koffi Annan, que estipula un alto el fuego, en vigor desde hace dos meses pero que no ha sido respetado por las partes.

Además Estados Unidos ha advertido de la posibilidad de una nueva masacre en la ciudad de Al-Haffa, donde esta tarde han sido atacados tres vehículos de los observadores de la ONU desplegados en Siria y donde los rebeldes tratan de evacuar a cientos de civiles atrapados.

Los cascos azules trataron de acceder a Al-Haffa, en la provincia mediterránea de Latakia, pero una turba, aparentemente residentes de esta zona, se los impidió al rodear el convoy, tirarles piedras y atacarlos con barras metálicas.

Aunque Washington respalda a los observadores, Clinton ha señalado que será “muy difícil extender la misión” más allá de mediados de julio, cuando termina el plazo otorgado por el Consejo de Seguridad, si para entonces no ha mejorado la situación, ya que su presencia en Siria pone en “visible peligro” sus vidas.

A esto se suma una denuncia de Naciones Unidas en la que asegura que el Gobierno sirio utiliza a menores de edad como escudos humanos, además de torturarles, para evitar que sus tropas sean atacadas por combatientes opositores.