NOTICIAS
31/07/2012 13:33 CEST | Actualizado 30/09/2012 11:12 CEST

Tolerancia cero con el alcohol: sí, pero cuando la técnica lo permita

ThinkStock

Nunca antes la frase "si bebes, no conduzcas" había estado más de actualidad. La Dirección General de Tráfico mantiene en marcha durante este martes y miércoles su Operación Salida de vacaciones, ante la que prevén 2.700.000 desplazamientos por carretera. Pero, además, su máxima responsable ha planteado, por primera vez, la posibilidad de prohibir totalmente el alcohol en sangre al volante.

En unas declaraciones hechas en la presentación de los resultados de una campaña de concienciación, María Seguí se muestra partidaria de imponer una política de cero tolerancia. "Hablaremos del tema", aseguró la directora general, según informa El País. Su equipo confirma los planes, pero asegura que "no hay nada por escrito".

El principal problema es que "no hay, por el momento, un dispositivo que pueda determinar que el alcohol en sangre es 0,0 mg/l", según fuentes de la DGT. Las asociaciones de conductores concuerdan.

"Valoramos muy positivamente la medida y la apoyamos", asegura Mario Arnaldo, presidente de los Automovilistas Europeos Asociados (AEA). "La presencia del alcohol y otras sustancias es absolutamente incompatible con la conducción", añade. El mensaje, según él, tiene que ser siempre el de la tolerancia cero, ya que en cuanto se deja al conductor que lo calibre, hay posibilidades de que se equivoque.

EL LOBBY DE LA INDUSTRIA

"No somos optimistas en cuanto a la realización", añade Arnaldo. Por una parte, la medida se encontraría con el rechazo del "lobby de la industria del alcohol". Por otra, con las limitaciones de los alcoholímetros que se utilizan hoy en día, que tienen un margen de error que no permite determinar con exactitud que el conductor no ha bebido nada.

Para Jorge Castellanos, coordinador de Movilidad de RACE, el Real Club del Automóvil de España, en los últimos años "se ha avanzado mucho hacia los niveles europeos". Aunque "hay margen para rebajar el límite de sanción, establecer sanciones a partir de 0,0, incluso de tipo penal, podría convertirse en un problema legal", advierte.

Según RACE, el margen de error de los alcoholímetros es del 0,7% sobre el valor que indique la pantalla. Aunque el margen pueda ser pequeño (es más, en los países del este europeo rige la toleracia cero), según las asociaciones profesionales podría acarrear inseguridad jurídica.

En la actualidad, el límite está en 0,25 mg/l y en 0,15 para profesionales. El mensaje debe ser claro, "si bebes, no conduzcas". A "medio plazo, quizás, podría estudiarse", asegura Castellanos.