NOTICIAS
03/08/2012 18:46 CEST | Actualizado 03/08/2012 18:51 CEST

Juegos Londres 2012: Federer vence a Del Potro en el partido de tenis olímpico más largo y se mete en la final

ANDY RAIN / EFE

El número uno del mundo, el suizo Roger Federer, se clasificó para la final olímpica de tenis individual tras vencer al argentino Juan Martín del Potro en el partido de tenis olímpico más largo de la historia desde que se juega a tres sets. Es, además, el choque más largo de la historia a tres sets tras 4 horas y 26 minutos de juego y un resultado de 3-6, 7-6 y 19-17.

Superan así, la anterior marca olímpica establecida hace unos días en el encuentro disputado por Tsonga y Raonic (6-3, 3-6 y 25-23), que duró 3 horas y 56 minutos. Federer se mete, de esta forma, en su primera final olímpica, que disputará ante el vencedor del Djokovic-Murray.

En el primer set, Del Potro exhibió su mejor repertorio de golpes para cobrar la primera ventaja del choque. Con 4-3 en el marcador, dispuso de dos primeras bolas de 'break' y aprovechó la segunda, renta que no perdió para apuntarse en blanco el siguiente juego y el set. Solvente en la red y en el fondo, con nueve ganadores, el argentino ponía el 1-0 en 36 minutos.

Federer reaccionó al inicio de la segunda manga y en el segundo juego dispuso de bolas de rotura, pero su rival, muy sólido mentalmente durante toda la contienda, supo levantarlas y a punto estuvo de dar una estocada definitiva con 4-4. Federer desperdició un 40-0 y permitió el intento de rotura del tandilense, pero empleó su arma infalible, el servicio, para salvar la situación.

163 MINUTOS

Condenado al 'tie-break', este segundo set se decantó a favor del suizo, que comenzó con un contundente 4-1 pero se relajó, permitiendo el 4-4. Dos nuevos puntos de autoridad evitaron cualquier sorpresa y llevaron el partido a una tercera manga espectacular que se alargó hasta los 163 minutos.

Del Potro arrancó con fuerza y a punto estuvo de ponerse 2-0, pero el suizo volvió a revolverse y rozó un 'break' que hubiera sido casi definitivo en el noveno juego. Sin embargo, ambos mantuvieron su saque y dieron lugar a una larga pelea que siempre estuvo ligeramente inclinada del lado de Federer.

El helvético logró el 'break' con 9-9, pero Del Potro se lo devolvió acto seguido. Sin dejar de mostrar golpes antológicos por ambas partes, Federer dispuso de un 0-40 con 14-14 que no aprovechó, pero ya no perdonó cuando se repitió la situación con 17-17. Finalmente logró la ansiada rotura y, seguro con su saque, cerró el partido en su segunda bola de partido, desbordando las emociones tanto por su parte como por la de un desolado Del Potro.