NOTICIAS
14/08/2012 13:21 CEST | Actualizado 21/08/2012 14:01 CEST

Los retretes de Bill Gates: el inodoro del futuro servirá para reciclar excrementos (FOTOS)

Optimistas impacientes es una de las secciones de la web de la Fundación Bill y Melinda Gates. Es uno de los lugares que utilizan para promover que otro mundo, con otros retretes, es posible. Reciclar excrementos humanos es posible, pero no como aquí en el primer mundo conocemos los retretes, con su infraestructura y su tremendo gasto de agua (tirar de la cadena supone gastar hasta 20 litros cada vez que usas el inodoro). Es hora, plantean el genio informático y su esposa, de hacer la revolución del baño (Reinventing the Toilet) para encontrar modos de convertir estos residuos en energía, fertilizante e incluso agua. Por eso hay que buscar "los retretes del mañana".

En ello anda metido estos días el genio informático fundador de Microsoft, que participará en el encuentro Reinventing The Toilet en Washington este martes y miércoles, donde se mostrarán los prototipos de retretres creados por investigadores becados en el último año. Para poder presentar estos trabajos, necesitaban material con el que hacer pruebas. Y han creado un montón de "caca falsa" (50 galones, el equivalente al volumen de 190 litros), creada con soja y arroz por la empresa Maximum Performance. Para los curiosos, en este link hay muchas más fotos sobre el proceso de obtención de este producto.

La receta es capturar, almacenar, transportar, tratar y reusar, como se ve en este gráfico del programa de agua, sanidad e higiene de la Fundación. Su máxima es que ningún invento en los últimos 200 años ha salvado tantas vidas como el retrete. También tienen un juego de preguntas (en inglés) titulado No sabes una mierda sobre mierda:

En este vídeo (en inglés) de animación explican que hacer con esa "montón de... problemas" cuando no hay un lugar adecuado para hacer deposiciones. Cuatro de cada 10 personas en el mundo están en esa situación:

Entre los objetivos está luchar con la muerte de 1,5 millones de niños al año por diarrea provocada por el agua que consumen. Para ello, la Fundación (que tiene perfil en Facebook y Twitter) destina varias becas cada año. Uno de los ingenieros que presentará su invento en la citada feria es Christopher Buckley, de la Universidad de Kwazulu-Natal en Sudáfrica (becado con 400.000 dólares) y que, según la CBS; ha trabajado en convertir heces en fertilizantes. "Es como el retrete que encontrarías en un cohete espacial", ha afirmado.

En un blog publicado esta semana en la web de la Fundación se afirma que mientras los Gobiernos suelen centrarse en ayudar a países del tercer mundo con la construcción de infraestructuras, su intento como filántropos es intentar "invertir en expertos" que investiguen nuevas formas de mejorar las condiciones sanitarias de millones de personas.