POLÍTICA
22/08/2012 15:18 CEST | Actualizado 22/08/2012 18:09 CEST

FACUA seguirá denunciando abusos: "No nos arrodillaremos ante nadie"

Emilio Naranjo / EFE

FACUA no va a eliminar sus campañas contra los recortes del Gobierno en sanidad y educación, sino que las potenciará. Así ha respondido la entidad a la posible ilegalización como asociación de consumidores con la que les ha amenazado Sanidad por extralimitarse en sus funciones. "A partir de mañana aumentarán las campañas, no vamos a paralizar ninguna", ha afirmado Rubén Sánchez, portavoz de la asociación y bloguero del Huffington Post, durante el acto de apoyo convocado en Madrid.

Sánchez ha incidido en que "como asociación independiente", no se arrodillarán ante nadie, ya sean gobiernos o empresas. "FACUA no se va a callar ni va a dejar de luchar contra los abusos, vengan de donde vengan", ha añadido la secretaria general, Olga Ruiz.

La asociación, nacida hace más de 30 años y con unos 80.000 socios, ha pedido, además, que el Gobierno anule el expediente contra ellos y haga una rectificación pública "por respeto a los consumidores".

Lo han exigido tras la lectura de un manifiesto en contra de su posible ilegalización y a favor de la libertad de expresión, justo cuando se cumplen los 15 días de plazo que el Instituto Nacional de Consumo les daba para eliminar de su página web unas campañas que criticaban los recortes en sanidad y educación y la subida del IVA.

UN GOBIERNO "CONTRA LAS CUERDAS"

Al acto han acudido representantes del mundo del cine, como los actores Paco León, Joaquín Climent, Lara de Miguel o Marisol Rolandi, y periodistas como Ramón Arangüena o Máximo Pradera.

"La única buena noticia de este acoso es que normalmente estas reacciones se dan en gobiernos deteriorados que están contra las cuerdas", ha declarado Pradera.

En esta línea Paco León ha afirmado al Huffington Post que "tenemos un problema si hay un gobierno que ilegaliza a todo lo que critique sus medidas, eso no es bueno".

Tras la lectura del texto, el portavoz de la asociación ha hecho un llamamiento a la sociedad para que lo firme. "No se trata de ir en favor o en contra de los recortes, sino en favor de la libertad de expresión", ha puntualizado.

El manifiesto, publicado en la web de FACUA, cuenta con el respaldo de unos 60 periodistas y personales del mundo de la cultura y el espectáculo, entre ellos Julia Otero, Juan Ramón Lucas, Imanol Arias, Constantino Romero, Emma Ozores, Mónica Aragón, Tristán Ulloa o Beatriz Rico.

También han acudido el secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina; José Luis Centella, de Izquierda Plural, y Rosana Costa, de CCOO.

"NI SE QUIERE NI SE PUEDE ILEGALIZAR A NADIE"

La polémica estalló el pasado 4 de agosto, cuando FACUA hizo público que había recibido una notificación firmada por la presidenta del INC, PIlar Farjás, en la que se les acusa de realizar acciones que no se corresponden con su estatus de asociación de consumidores. Este texto advierte que, en caso de no retirar las campañas o promover otras nuevas, el ministerio de Sanidad les excluirá del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios.

[VER CARTA DEL MINISTERIO EN PDF]

Desde Sanidad responden que "ni se quiere ni se puede ilegalizar a nadie", ya que ente otras cosas no tienen competencias para ello. "Cada uno puede tener la asociación que quiera, pero una de consumidores no puede dedicarse a fines diferentes que los que marca la ley", ha explicado al HuffPost una portavoz del Ministerio, quien también ha añadido que no es la única asociación de consumidores que se está investigando para saber si cumple todos los requisitos.

¿QUÉ PASA SI DEJAN DE SER ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES?

Al margen de lo que decida Sanidad, la organización ha indicado que peleará en los tribunales si es necesario y que mientras tanto, seguirá "defendiendo los derechos de los consumidores" a pesar de que, si pierden su estatus actual, ya no participaría en los órganos consultivos o se le retirarían las subvenciones.

La entidad ha recibido en el último año 290.000 euros en ayudas del Estado, 614.000 por parte de sus socios y aportaciones de las asociaciones interterritoriales.

"No vivimos de las subvenciones, si nos las retiran sufriremos un perjuicio económico pero no será nuestro fin", ha asegurado Sánchez. "Seguiremos funcionando, somos más fuertes que nunca gracias al apoyo de toda la sociedad", ha concluído.

PULEVA PARA EL HUFFPOST