NOTICIAS
04/11/2012 12:25 CET | Actualizado 04/11/2012 12:25 CET

La Comunidad de Madrid espera que se "depuren responsabilidades" a los que hayan podido violar la Ley de Espectáculos

EFE

El consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha señalado que espera que se "depuren responsabilidades" a todos los que hayan podido "violar" la Ley de Espectáculos de la Comunidad de Madrid, después de lo sucedido en el Madrid Arena, una fiesta que se ha saldado con la muerte de cuatro jóvenes aplastadas en una avalancha humana.

"Espero que se depuren responsabilidades a todos los que han violado la Ley de Espectáculos y sus estrictos requisitos", ha indicado Victoria vía twitter este fin de semana, al tiempo que ha detallado que esta Ley de Espectáculos establece "estrictos requisitos de aforo, menores, objetos peligrosos, seguridad y control de accesos".

El consejero ya ha recibido instrucciones por parte del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, de extremar todas las medidas de precaución que se puedan tomar de cara a las macrofiestas que se celebren las próximas navidades y desde el Gobierno madrileño confían en que la investigación judicial sobre el Madrid Arena aclare lo sucedido el miércoles.

El viernes, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, evitó buscar responsables y decidió prohibir macrofiestas en edificios propiedad del Ayuntamiento. "Nunca más, repito, nunca más mientras yo sea alcaldesa, cederemos ni alquilaremos ningún edificio propiedad del Ayuntamiento para un evento como el de ayer", explicó Botella.

ERRORES

Según la empresa que organizó el evento, se vendieron 9.600 entradas para un aforo de 10.600. Aunque informó al Ayuntamiento de Madrid de que el aforo sería de "7.000 personas, aproximadamente". Sin embargo, los asistentes no se creen estas cifras. Algunas fuentes hablan de 15.000 personas y otras elevan este número hasta las 20.000.

Además, sólo había 38 agentes de seguridad privada y no todos se encontraban en el interior del recinto ni en los controles de acceso, por lo que la cantidad de gente que entró a la vez desbordó a quienes se encontraban allí. Además, del resto de personal, 70 personas pertenecen a una empresa auxiliar que no tiene competencias de seguridad y que funcionaban esa noche como controladores de acceso.

Por otro lado, en la fiesta entraron menores a pesar de que, teóricamente, tenían prohibida la entrada. Son muchos los menores que han admitido haber entrado al recinto sin que les pidieran el DNI.

DENUNCIA DEL SUP

Por otro lado, el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) presentará este lunes en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid, que investiga lo sucedido en el Madrid Arena, un escrito policial fechado en 2006, según el cual, el recinto '"carecía de licencia de funcionamiento". Fuentes de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos han asegurado, en cambio, que el espacio Madrid Arena no requiere licencia de funcionamiento al tratarse de un edificio municipal englobado en el Catálogo de Bienes e Inmuebles del Consistorio madrileño.

ESPACIO ECO