INTERNACIONAL
15/12/2012 10:29 CET | Actualizado 15/12/2012 11:38 CET

Masacre en Connecticut: Se reabre el debate sobre las armas en EEUU (VÍDEOS, FOTOS)

La masacre de 27 personas en una escuela en Newtown (Connecticut), incluidos 20 niños, ha sumido a EE.UU. en luto nacional, llevó a las lágrimas al presidente Barack Obama y ha suscitado un agrio debate sobre las armas y la "cultura de la violencia" en este país.

La tragedia, ocurrida a once días de Navidad en un pequeño poblado de Connecticut, es la segunda peor en un centro de estudios en EE.UU. desde la de Virginia Tech en 2007, que dejó 33 muertos, incluyendo el autor del tiroteo. En 1999, la masacre en la secundaria de Columbine (Colorado) dejó 13 muertos.

"Hemos sufrido demasiadas tragedias como ésta los últimos años", afirmó Obama, quien en una ocasión estuvo varios segundos en silencio por la emoción del momento. Después enfatizó: "Vamos a tener que unirnos y tomar medidas significativas para prevenir futuras tragedias como ésta".

El tiroteo generó, de hecho, reiterados llamamientos a favor de nuevas medidas para un control efectivo de la venta de armas. Activistas a favor del control de armas lamentaron que EE.UU. lleva ya ocho masacres o graves actos de violencia en lo que va de 2012 y, pese a eso, el Congreso se muestra reacio a aprobar leyes para restringir el acceso a las armas de fuego.

Kristin Rowe-Finkbeiner, directora ejecutiva del grupo MomsRising, preguntó directamente: "¿Cuántas masacres más hacen falta para que nuestros líderes tomen acción?"

ARMAS PERMITIDAS EN LAS ESCUELAS

"Urgimos al presidente Obama y a nuestros funcionarios elegidos en el Congreso a que respondan a esta crisis de violencia derivada de las armas que infecta a EEUU, y trabajen para prevenir tragedias como ésta en el futuro", dijo Rowe-Finkbeiner, haciéndose eco de grupos opuestos a la libre venta de armas.

En Connecticut, la ley estatal permite armas en las escuelas públicas o privadas siempre que el portador, mayor de 21 años y sujeto a revisión de antecedentes penales, tenga un permiso oficial y también permiso de las autoridades escolares.

Ladd Everitt, portavoz de la Coalición para Frenar la Violencia de las Armas, consideró que "es hora de que el presidente Obama hable de este asunto", con la misma convicción con que defendió los matrimonios homosexuales, y se enfrente a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), una influyente organización opuesta al control de armas.

DEBATE

Desde el Capitolio, donde la bandera de EE.UU. ondea a media asta, los legisladores nuevamente al unísono se solidarizaron con las víctimas y sus familiares, pero muy pocos, entre ellos el demócrata Jerrold Nadler, pidieron restricciones al comercio de armas.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, también se refirió al tema en declaraciones recogidas por el New York Times: "Necesitamos una acción inmediata porque ya hemos escuchado mucha retórica antes. Necesitamos que esto termine hoy mismo".

Pese a todo, Obama defendió las leyes de armas días después del tiroteo en Aurora del 20 de julio y reafirmó su confianza en los derechos constitucionales de los propietarios de armas. Sin embargo, Obama apoyó más restricciones para impedir que las personas mentalmente inestables puedan adquirir armas.

Masacre en una escuela de Connecticut

EN DIRECTO

NOTICIA PATROCINADA