NOTICIAS
17/12/2012 14:21 CET | Actualizado 17/12/2012 15:43 CET

La Asociación Nacional del Rifle da de baja su cuenta en Facebook tras la matanza de Connecticut

ANR

La Asociación Nacional del Rifle de EEUU se achanta a la hora de defenderse si no es con un arma...

La organización ha dado de baja su página en Facebook a la espera de que se supere el debate abierto tras la masacre cometida el pasado viernes en una escuela infantil en Connecticut, donde murieron 27 personas, 20 de ellas niños.

La página de Facebook de la NRA dejó de estar disponible el viernes por la noche, a las pocas horas de los asesinatos. Desde entonces, cuando se intenta entrar en ella el usuario es redirigido a su propia página. La cuenta de Twitter de la asociación permanece activa y visible, aunque no se ha escrito un solo mensaje desde los sucesos del pasado viernes.

Desde la web Techcrunch se especula con los motivos que han podido llevar a la asoaciación a cerrar su cuenta en Facebook. El más probable, aseguran, es que de esta forma evitan que su muro se convierte en una discusión permanente, y en muchas ocasiones subida de tono, sobre el derecho o no a portar armas.

POR QUÉ TWITTER SÍ

El motivo por el que no se ha tomado una decisión similar en Twitter es mucho más operativa: dar de baja una cuenta de forma temporal en esta red social es bastante más complejo e implica, como poco, que esté desactivada 30 días.

En Facebook, sin embargo, existe la posibilidad de que la página sólo sea visible para los administradores, sin necesidad de darla de baja. De esta forma nadie la puede ver y, por tanto, escribir mensajes en el muro, porque está 'escondida'.

Así que han preferido dejarla como está y no meter ni un solo tuit hasta que escampe. Sobre todo para no repetir errores como el del pasado julio, cuando pocas horas después de que un hombre matase a 12 personas en una sala de cine en Colorado publicara en su cuenta: "Buenos días, tiradores. Feliz viernes! Planes de fin de semana?". El tuit generó críticas de todos los lados.

rifle

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN