POLÍTICA
28/12/2012 20:22 CET | Actualizado 28/12/2012 20:22 CET

El Gobierno pospone tres meses más la reforma de la jubilación anticipada

Getty

Tres meses de plazo dará el Gobierno al Pacto de Toledo para negociar la reforma de la jubilación anticipada y parcial para 2013. Una reforma que, en un principio, estaba programada para que entrara en vigor el 1 de enero.

De no haber acuerdo, según fuentes del Ministerio de Empleo, será el Ejecutivo quien decida si legisla o prorroga este plazo.

El Gobierno ya avanzó sus propuestas sobre estas modalidades de jubilación al Pacto de Toledo, al considerar que los cambios introducidos en la reforma de 2011 no son suficientes y que hay que seguir avanzando para acercar la edad real de jubilación a la legal.

En el caso de la jubilación anticipada voluntaria, el Gobierno aboga por retrasar la edad mínima hasta los 65 años, frente a los 63 en los que quedaba fijada con la reforma del anterior Ejecutivo socialista. Sobre la jubilación parcial, las mismas fuentes han indicado que es necesaria una reforma importante porque esta modalidad resulta lesiva para las arcas de la Seguridad Social.

La futura reforma de la jubilación parcial y anticipada ahondará también en una mayor compatibilidad entre el cobro de la pensión y el mantenimiento de un empleo remunerado con el fin de retrasar de forma efectiva la edad de jubilación.

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto sin rango de ley que concreta algunas de las cuestiones de la ley de reforma de las pensiones aprobada en 2011 que entrarán en vigor el 1 de enero de 2013.

Como novedad, el real decreto contempla la opción de que los trabajadores puedan ampliar a 25 años la base de cálculo de su pensión si esta modalidad les conviene por haberse quedado en el paro durante la última fase de su vida laboral.

No obstante, esta opción sólo estará disponible para los mayores de 55 años que hayan sido cesados por causa ajena y para autónomos que estén un año sin cotizar después de haber concluido la prestación por cese de actividad.

Además, estos cambios se introducirán progresivamente, de forma que hasta 2017 sólo se permitirá ampliar la base de cómputo hasta los 20 años y a partir de esa fecha se podrá llegar a los 25 años.

También se aclara que los beneficios por cuidado de hijo se podrán acumular a otros periodos de cotización como los de excedencia o parto, hasta un total de cinco años. La base de cotización para estos periodos será el promedio de las bases de los seis meses anteriores.

PILLALO