POLÍTICA
03/01/2013 11:05 CET | Actualizado 03/01/2013 11:05 CET

Lasquetty advierte de que no pagar el euro por receta en la Comunidad de Madrid tendrá "consecuencias"

EFE

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha advertido que negarse a pagar el euro por receta cuando se compra el medicamento en la farmacia "tiene las mismas consecuencias que cuando uno se niega a pagar a la Hacienda pública".

En una entrevista en Telecinco, Lasquetty ha admitido que, hasta el momento, se han dado "unos pocos casos" de insumisión, pero quienes se nieguen a pagar tienen que "dejar sus datos personales y después se les reclama" esta cantidad, con recargo y "en su caso, la sanción que pueda tener".

Ha insistido en la finalidad disuasoria de la tasa, que permitirá ahorrar 83 millones de euros y que "las casas no se conviertan en almacenes de medicinas", que se pueden acumular "incluso inadvertidamente" como lo demuestra el dato de que "un 25% de hogares declaran tener medicinas sin abrir".

"MIRAR ANTES EN CASA"

Lo que se pretende, ha continuado Lasquetty, es que "antes de ir directamente a la farmacia con la receta a comprar una medicina, se mire antes en casa" si no se tiene ya este medicamento de la vez anterior.

Preguntado sobre cómo se puede garantizar que las decisiones médicas en un hospital privatizado no respondan a criterios de rentabilidad, Lasquetty ha respondido que confía en la "profesionalidad de todos los médicos", sean o no funcionarios, y que "son verificados por la administración pública".

Además, ha subrayado 'el control y poder de los ciudadanos' que posibilita el sistema de libre elección de centros, ya que el paciente puede cambiar de hospital si no está satisfecho y, en este caso, el sistema 'penaliza al hospital' al descontarle el coste del tratamiento.

La asamblea del 15-M del madrileño barrio de Chamberí ha difundido una guía en la que explica qué tienen que hacer los ciudadanos que quieren rebelarse contra una medida que tildan "injusta". En ella, se explica que los pacientes deben entregar la receta, enseñar el DNI y dar una fotocopia del mismo y rellenar un formulario del que el usuario deben quedarse con una copia. El 15-M recuerda que el farmacéutico está obligado a entregar los medicamentos en cualquier caso.

El documento advierte de las consecuencias de la objeción a las que se refiere Lasquetty: "Pueden ponernos una falta administrativa, un recargo del 20% de la cantidad demandada. Es decir, el euro que no pagamos puede acabar convirtiéndose en 1,20 euros".

RECURSO

"Vamos a ver si el Gobierno de la nación recurre el euro por receta al Constitucional" ha apuntado Lasquetty, que ha recalcado que el Gobierno nacional todavía "no lo ha hecho". "En caso de que lo haga, veremos si el Tribunal lo admite a trámite y si lo admite a tramite se producirá una suspensión automática que dudará cinco meses. Luego vendrá la decisión que finalmente adopte el Tribunal Constitucional", ha explicado.

Con respecto a si el Gobierno regional se plantea posponer la aplicación de la tasa hasta que se conozca la decisión del Constitucional, Lasquetty ha subrayado que "si todas las decisiones que en España adoptan las distintas Administraciones tuvieran que esperar al Tribunal Constitucional sería muy difícil gobernar".

Por último, el consejero ha indicado que la medida le parece "justa" y ha reiterado que se trata de una "medida disuasoria" para aquellos fármacos que el paciente pueda tener en su casa debido a prescripciones anteriores.

NUEVOS TIEMPOS