ECONOMÍA
24/01/2013 10:15 CET | Actualizado 24/01/2013 15:38 CET

Arias Cañete: "La reforma laboral está empezando a dar frutos"

EFE

Con una insoportable tasa de paro, que roza los seis millones de desempleados en España, según la Encuesta de Población Activa, el ministro de Agricultura, Miguel Ángel Arias Cañete, lo tiene claro: "La reforma laboral está empezando a dar frutos, se está frenando el proceso de destrucción de empleo, hay más flexibilidad para que trabajadores y empresarios puedan flexibilizar sus relaciones", ha aseverado en una entrevista en la cadena Ser.

Pese a que la tasa de desempleo ha crecido hasta situarse en el 26%, el titular de agricultura considera que "este Gobierno ha hecho las reformas para que 2013 sea mejor" y siempre ha dicho la verdad: "El dato de la EPA no es un buen dato, pero este Gobierno le dijo la verdad a los españoles. Que crecería el desempleo".

Pese al optimismo del ministro, las reformas laborales aprobadas por Zapatero y Rajoy han provocado que un millón de personas más se vean obligados a hacer cola en la oficina del paro.

Cañete espera que para 2013 los efectos de la reforma laboral comiencen a ser "más potentes" y provoquen que, de una vez, empiece a crearse empleo en España.

"Hemos hecho las reformas para que 2013 sea un año mejor y, pese a todos los augurios, el Gobierno trabajará para no parar ese ímpetu reformista y que la economía española siga recuperando competitividad", ha afirmado Arias Cañete.

También ha resaltado el auge exportador de sectores como el agroalimentario, que "está equilibrando la balanza comercial".

EMPRESARIOS CON LAS PILAS PUESTAS

Ante la caída del consumo nacional, los empresarios "se han puesto las pilas", están empezando a viajar y vender en el exterior de forma creciente -incluidos terceros países como Rusia o China-, por lo que el Gobierno trabaja en facilitarles su trabajo, especialmente para acabar con barreras sanitarias que frenen envíos.

Entre los sectores más dinámicos, ha apuntado al vacuno, el cerdo, el vino, el aceite de oliva o las frutas y hortalizas.

MERINO, EN LA MISMA LÍNEA

En la misma línea que Cañete ha apuntado el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Merino, quien ha asegurado que la reciente reforma laboral está comenzando a dar "sus frutos", ya que, en su opinión, no crea todavía puestos de trabajo, pero sí está frenando la destrucción de empleo.

Merino ha destacado que en el último trimestre de este año se destruyeron 100.000 empleos menos que en el mismo periodo de 2011 lo que demuestra, a su juicio, que se está ralentizando la destrucción de puesto de trabajo en un escenario de fuerte recesión económica. "Hay que mirar el lado positivo. Siendo trágica la situación en este cuarto trimestre de 2012 ha habido 100.000 parados menos que en el mismo trimestre de 2011", ha insistido.

Según Merino, esto se debe a la reforma laboral que permite que empresarios y trabajadores se pongan de acuerdo para arbitrar medidas que eviten los despidos. Ha subrayado que a diferencia de los gobiernos del PSOE, el PP ha dicho la verdad desde el primer momento, cuando pronosticó al inicio de la legislatura que 2012 sería un mal año para el empleo.

EL PSOE: "850.000 FRUTOS"

Menos optimista se ha mostrado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha afirmado en su Facebook que "tan terrible o más" que los 6 millones de parados que refleja la EPA, son los 850.000 empleos perdidos en un año a causa de la reforma laboral del Gobierno.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el año 2012 se ha cerrado con 5.965.400 desempleados -291.700 más que el año anterior- y una tasa de paro del 26,02 por ciento de la población activa, un 4,78 por ciento más.

"Para la inmensa mayoría de los españoles el paro es una emergencia nacional, una catástrofe que exige medidas inmediatas y decididas. Lo es para los seis millones de personas que lo sufren en propia carne, lo es para sus familias, y lo es para todos los trabajadores, que viven en la incertidumbre", señala.

A continuación, argumenta que "a la vista de sus actos, cabe pensar que los únicos que no lo piensan son Mariano Rajoy y su gobierno". "Esta mañana, un ministro ha dicho que la reforma laboral empieza a dar frutos. En efecto: 850.000 frutos", concluye el líder socialista.